26 de agosto de 2011

Escuela de Formación Política: Acción de masas y revolucion socialista


Escuela de Formación Política: Introducción al Marxismo

Acción de masas y revolucion socialista

Lugar: Facultad de Derecho y Ciencias Políticas -UMSA (Calle Loayza), Aula: Oficinas de Centro de Estudiantes de la Faculta de Derecho, planta baja, lado Hall de ingreso
Fecha: Martes 30 de Agosto del 2011
Hrs: 19:00 a 21:00


Auspiciado: Centro Facultativo de Estudiantes de Derecho y Ciencias Políticas
Organizado: Agrupación Marxista Revolucionaria

25 de agosto de 2011

Bancarrota capitalista: se agotaron las aspirinas


Por Jorge Altamira

Crisis mundial
Cuando ingresa en su quinto año, la bancarrota capitalista que comenzó a mediados de 2007 avizora su fase más aguda. Se habla ni más ni menos que de la caída del Bank of America, uno de los primeros de Estados Unidos. El Bank of America había absorbido en el primer año de la crisis a rivales como Countrywide -el cual estaba hasta el cuello en créditos incobrables por hipotecas- y se había quedado con otro en el tope del ranking -el poderoso Merril Lynch. Semejantes bocados lo atoraron, debido a las enormes deudas que habían contraído estos bancos para financiar la especulación inmobiliaria.
A esta calamidad, se han sumado las penas y resarcimientos que deberá pagar por el fraude que cometió con otros bancos en oportunidad del ‘defol' de la mayor aseguradora del mundo, AIG. Por medio de la intervención del secretario del Tesoro norteamericano, el America se hizo pagar los créditos que tenía sobre AIG unas pocas horas antes de que la aseguradora declara la cesación de pagos; el mismo beneficio recibieron otros bancos, como el francés Société Gènerale.
Una caída del America desataría quiebras generalizadas, pero lo mismo ocurriría con las alternativas para salvarlo. Una inyección de capital, del orden de los 60 mil millones de dólares, provocaría una reducción fuerte del precio de sus acciones (superior al derrumbe que ya experimentó: en lo que va del año, sus precios se derrumbaron desde 14 a 7 en el día de hoy, o sea un 50%) y la consecuencia sería una extendida depresión en la Bolsa. Si, como otra opción, declarara una quita del valor de sus préstamos para facilitar su cobro a los clientes, el resultado sería una depresión aún mayor en el mercado crediticio. La variante que se vislumbra es que sea adquirido por el J.P. Morgan, que para eso requeriría un fortísimo subsidio del Banco Central (FED), en momentos en que la emisión monetaria ha tomado proporciones gigantescas. Según las versiones, "el secretario (del Tesoro) se habría ya comprometido a facilitarle al comprador unos 100.000 millones de dólares con objeto de que la entidad (Morgan) complete la compra", pero se estima "que el Bank of America requiere una ampliación de capital de 200.000 millones de dólares". El costo del seguro contra un ‘defol' del Bank of America ha subido cerca de 500 puntos sobre la tasa que se usa como referencia. Todo lo que se creía sólido se deshace en el aire.
Perdidos en Europa
De mayor alcance es lo que ocurre en Europa. Un banco pequeño de Grecia (de sólo 35 sucursales) tuvo que ser rescatado de la quiebra por parte de cuatro bancos de mayor porte para evitar una corrida de depositantes, que habría noqueado incluso a los grandes bancos de Europa que tienen una fuerte exposición a la deuda estatal y a los bancos de Grecia. El Banco Central Europeo, sin embargo, no aportó dinero a este operativo, porque los bancos griegos agotaron las garantías para acreditar ante el BCE. El pilotaje lo tuvo que asumir el Banco Central de Grecia, el que sumó así nueva deuda con el BCE, y la enorme deuda pública de Grecia, que es el garante último del Banco Central del país. Este rescate precario e improvisado ha aumentado las dificultades de España e Italia para acceder al mercado de créditos para financiar el pago de la deuda pública. La desvalorización que sufrirá esta deuda afectará fuertemente la solvencia de los bancos acreedores del Estado y la tendencia a una corrida contra ellos. Los bancos españoles están en la primera línea de fuego.
Como resumen general, se constata que los rescates de bancos realizados por gobiernos y bancos centrales a partir de comienzos de 2008 ha concluido con una nueva crisis financiera y fiscal aún mayor de los Estados, la cual repercute sobre los bancos que, durante toda la crisis, han especulado con la compra de deuda pública. Los ajustes fiscales, a partir de finales de 2009, y los despidos, reducciones en la jornada de trabajo y de los salarios golpearon fuerte a la demanda de consumo y de inversión, precipitando una nueva recesión. Estos ataques a los trabajadores aumentaron la tasa de explotación de la fuerza de trabajo por parte del capital, pero acentuaron la insolvencia financiera (la capacidad de repago de los préstamos) como consecuencia de la recesión. Se manifestó, de este modo, la tendencia de la crisis a quebrar las relaciones sociales propias del capitalismo (ausencia de crédito y una nueva crisis monetaria).
De nuevo la madre de todas las crisis: la monetaria
A este regreso de la crisis monetaria responde la suba descomunal del oro (llegó, hace tres días, a cerca de dos mil dólares la onza), mientras el precio del petróleo ha estado cayendo (algo que los analistas consideran relacionado con un horizonte económico recesivo). El oro no es considerado materia prima, sino refugio del capital bajo la forma metálica. El dinero y el capital se retiran del mercado y de la acumulación ampliada, y se repliegan al atesoramiento. Al mismo fenómeno responde -aunque no por mucho tiempo- la suba paradójica del precio de la deuda pública de Estados Unidos. Se trata de una forma disimulada de corrida bancaria: ocurre que los poseedores de enormes masas de dinero en forma líquida (4 billones de dólares) las están retirando de bancos y fondos especulativos por temor a una quiebra, para refugiarse en el santuario ‘políticamente seguro' de la deuda pública norteamericana. Pero la escasa remuneración que ofrece la compra de deuda pública de Estados Unidos perjudica el negocio bancario, que paga más por los depósitos que recibe que lo que cobra por los títulos del Tesoro que compra con esos depósitos. El resultado es que algunos de ellos (Mellon de Nueva York) han comenzado a desalentar el ingreso de depósitos mediante el cobro de una comisión.
La crisis monetaria ha retornado a la economía mundial, como ocurriera en las vísperas del derrumbe de Lehman Brothers en septiembre de 2008, cuando paralizó el comercio mundial y las transacciones financieras. El mercado monetario, donde se otorgan y renuevan los préstamos de cortísimo plazo (de un día hasta seis meses), ha sufrido una fuerte caída. Se comienza a hablar de un tercer plan de inyección monetaria para reactivarlo por parte de la FED, pero los principales observadores desechan que pueda tener efectos prácticos: los mercados están llenos de plata, no necesitan que ingrese más -el problema es que ese dinero se movilice. El recurso a la impresión de billetes para rescatar bancos se ha agotado; otra cosa sería que sirviera a un plan económico de conjunto para reconstruir a la sociedad sobre nuevas bases. El capitalismo se enfrenta a lo que procuró evitar: un replanteo político de conjunto. Ingresamos al punto más alto de la crisis.
El choque político
Varios comentaristas han atribuido la ‘politización' de la crisis mundial a la descalificación, que consideran arbitraria, de la deuda norteamericana por parte de las calificadoras de riesgo. En realidad, estas calificadoras llegaron tarde, si se tiene en cuenta que la deuda de conjunto de Estados Unidos es de 22 billones de dólares ¡un 150% del PBI! El monto suma la deuda federal (14,5 billones); las deudas de Estados y municipios (unos 2 billones de dólares) y la deuda de las agencias hipotecarias del Estado (5 billones y medio). Es impagable a su valor actual. El voltaje político que hay que asignar a esta rebaja de calificación pasa, antes que nada, por el hecho de que los acreedores más importantes son internacionales -China y Japón-, mientras que el principal acreedor interno es (como en la Argentina K) el Banco Central y los Fondos de Pensiones. La rebaja de calificación desvaloriza la deuda: ‘licúa', por un lado, los activos en poder de los jubilados y de los consumidores y, por el otro, el de los rivales del exterior. Estamos ante una presión para que Japón y, en mucha mayor medida, China, revaloricen sus monedas, para que sustituyan así la desvalorización del dólar. Una revalorización de la moneda de China favorecería el comercio de sus competidores y aumentaría la deuda interna en China medida en dólares; lo que desataría una crisis en regla en el país asiático. China ha respondido con una advertencia política: le exigió a Estados Unidos una reducción de los gastos militares, para pagar la deuda, y botó el primer portaviones nuclear, que Obama cuestionó con una advertencia ‘dura'. China no tiene márgenes: ahora mismo la inflación en el país está creciendo -especialmente y en gran medida en los alimentos básicos, muy sensibles para la población.
Europa atraviesa un proceso de características similares (crisis monetaria y política). Su capacidad para financiar el pago de la deuda pública de sus países se ha agotado; lo mismo vale para los ajustes fiscales. Se ha puesto en marcha una reestructuración insignificante de la deuda de Grecia, que carece de magnitud o profundidad para resolver el ‘defol'. El reemplazo de las deudas nacionales impagables por una deuda única de Europa, para hacerlas más solventes, solamente cambiaría el asunto si la carga del endeudamiento sustituto la asumieran los Estados más fuertes (Alemania y Francia), pero esto sería equivalente a subsidiar el rescate de sus competidores. Sólo podrían admitir ese rescate si antes el resto de los países cedieran sus soberanías para que, Alemania en especial, pudieran reorganizar sus economías en función de la industria alemana. La dimensión de la crisis la dejó ver recientemente el magnate George Soros, cuando planteó que Grecia y Portugal debían retirarse de la zona euro (no sin antes asegurar el pago de deudas y depósitos en euros) para cerrar filas entre los países restantes y de este modo salvar a la moneda común y a la Unión Europea. Pero esta salida implicaría un ‘defol' de esos dos países y la quiebra de los bancos acreedores de varios de los Estados acreedores de Grecia. Soros caracterizó una desintegración de la UE como la etapa última y final de la crisis en curso.
Nouriel Roubini, un economista con laureles, la ve de otro modo: es necesaria -dice- una reestructuración de la deuda hipotecaria de Estados Unidos, que saque del ‘defol' y del desalojo a 11 millones de familias y, en forma complementaria, obligar a los accionistas y acreedores de los bancos que dieron hipotecas a que carguen con las pérdidas correspondientes. A partir de aquí recomienda un fuerte aumento del gasto fiscal para recuperar la demanda. Que se diga esto, luego de que Obama pactara con los republicanos lo contrario, es un síntoma inconfundible de la violencia de la crisis política que asoma en Estados Unidos. Incluso el multimillonario Warren Buffet reclamó que los ricos paguen más impuestos para financiar un programa de obras públicas. La fase de las opciones políticas en el desarrollo de la crisis forzará a la participación masiva de las diferentes clases de la sociedad.
El núcleo
Las diversas explosiones -tanto económicas como políticas e internacionales- de la bancarrota capitalista se están acercando al núcleo del reactor. La vigencia de un programa de transición que opere como un factor de movilización de masas, entre la situación actual y la meta de la reorganización socialista de la sociedad (que la crisis la paguen los capitalistas), está más clara que nunca.

PRENSA OBRERA

TODO NUESTRO APOYO A LOS TRABAJADORES DE TAQUIÑA-CBN


A los trabajadores Fabriles de Bolivia:

TODO NUESTRO APOYO A LOS TRABAJADORES DE TAQUIÑA-CBN

1.- Este Miércoles 24 de Agosto, los trabajadores de Taquiña (de la ciudad de Cochabamba), respaldados por los obreros en cerveza de La Paz, Santa Cruz, Oruro, a nivel nacional, vienen protagonizando una de las luchas sociales mas encarnizadas contra la transnacional que detenta el control de la producción cervecera en Bolivia (QUILMES-AMBEV-INTERBRAW), son ya dos días de paro productivo en las plantas cerveceras, con la participación de todos los obreros de los tres turnos.

2.- La industria de la cerveza en nuestro país, se ha constituido en un virtual monopolio controlado ahora por la QUILMES (Argentina), que se ha asociado a la AMBEV (Brasil) y la Interbraw (Belgica), es uno de los consorcios a nivel internacional que monopoliza la fabricación de este producto.
La decisión de la empresa de no respetar lo que ha firmado en Convenio con el Sindicato Mixto Fabril Taquiña, mismo fue homologado por el Ministerio de Trabajo (la firma de un convenio es un acuerdo entre partes) sobre el incremento salarial del 2011, que en su párrafo tres, estipula con claridad que “como en años anteriores el Sindicato ha gestionado el incremento en función al total ganado y para la presente gestión se acuerda un incremento del 15%”, dicha firma de convenio es del mes de mayo, por lo cual en fecha 10 de Agosto el Ministerio de Trabajo conmina a la Gerencia de la Empresa Planta Taquiña al cumplimiento del convenio firmado, por lo cual en Asamblea de los Trabajadores Fabriles de Taquiña se define iniciar el paro una vez concluya el plazo de 48 que se dio a la Gerencia de la Empresa.

3.- La clase obrera fabril, en estos últimos años se ha constituido en la vanguardia de la lucha social y los Sindicato de los Trabajadores de la Cerveza, ha demostrado ser su destacamento de avanzada, un sindicato que ha dado una lucha denodada y firme en la defensa de los intereses más inmediatos de los trabajadores fabriles de su ramo productivo a la cabeza de la Intersindical Nacional de Trabajadores en Cerveza (un nuevo tipo de organización sindical fabril).

4.- La Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, convoca a todos los comité sindicales, los sindicatos, las Federaciones, a prestar la mayor solidaridad material y moral a los obreros de la cerveza, para lograr el incremento salarial del 2011 acordado, firmado y homologado por el Ministerio Trabajo, del 15% al total ganado. El triunfo del “Sindicato Mixto Fabril Taquiña”, potenciara la lucha de los trabajadores.

La Paz, Agosto 25 de 2011

CONFEDERACION GENERAL DE TRABAJADORES FABRILES DE BOLIVIA

24 de agosto de 2011

El TIPNIS desde la perspectiva de la conflictividad

ANÁLISIS DE LA FUNDACIÓN UNIR BOLIVIA
El TIPNIS desde la perspectiva
de la conflictividad
La Fundación UNIR Bolivia consciente de la labor que le toca desempeñar en atención a su misión institucional que es la de contribuir a la construcción de un país unido, intercultural y equitativo, guiado por valores que posibiliten una convivencia pacífica entre las y los bolivianos, ha realizado un análisis del conflicto en torno al TIPNIS, tomando en cuenta los aspectos económicos, sociales, políticos, culturales y medioambientales y los intereses de los diferentes actores sobre la problemática, con el propósito de plantear escenarios posibles y condiciones que viabilicen un diálogo constructivo, que permita trascender el conflicto y evitar su escalamiento que podría devenir en hechos de violencia.
El presente documento refleja un análisis del conflicto desatado por el proyecto de construcción de la carretera que atraviesa el TIPNIS, visto desde un prisma metodológico de transformación de conflictos, por lo cual desmarcamos el análisis de una visión amigo-enemigo entre los actores confrontados, al contrario analizaremos aspectos que desde la ciencia consideramos divisores, pero también pretendemos aportar con aquellos aspectos que sirven como conectores haciendo evidente la interdependencia entre todo actor que se ve involucrado en una situación conflictiva.
En esta reflexión UNIR Bolivia plantea tres escenarios posibles en los que el conflicto podría desembocar y se adscribe al tercero, siendo consecuente con sus principios y líneas de acción.
ANTECEDENTES
El Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ubicado entre los departamentos de Beni y Cochabamba posee doble categoría de protección: desde 1965 es un parque nacional y a partir de la “marcha por el territorio y la dignidad” de 1990 es un territorio indígena donde habitan ancestralmente los pueblos moxeño, yuracaré y chimane en 64 comunidades con una población de aproximadamente 6.000 habitantes.
El TIPNIS tiene una importancia fundamental para la conservación ambiental en Bolivia debido a su gran riqueza en biodiversidad –comprende alrededor del 40% del patrimonio biológico del país, 1.700 especies de vertebrados que corresponden a casi el 50% del total del país, 300 especies de vertebrados amenazados–, a la presencia de importantes cuencas hidrográficas, y a la existencia de extensos bosques naturales que cumplen una función de “sumidero de carbono”, aportando a controlar el “efecto invernadero”.
El TIPNIS nació con una extensión de 1.225.347 hectáreas que actualmente se redujo a1.091.656 hectáreas, modificación que se realizó el año 2009 debido a la presión de colonizadores; ha soportado también la explotación ilegal de sus recursos naturales, especialmente de madera.
La construcción de la carretera San Ignacio de Moxos - Villa Tunari ha reavivado el debate entre las visiones conservacionistas y desarrollistas del TIPNIS. La idea de integración vial entre el Beni y Cochabamba surgió en la década del ochenta; en los años noventa se incluyó en el Plan de Todos como un proyecto para el establecimiento de un corredor bioceánico que uniría el Atlántico con el Pacífico y que convertiría a Bolivia en articuladora de la integración del subcontinente, lo que podría paliar las desventajas derivadas de su condición mediterránea. El 1º de agosto de 2008, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) adjudicó a la empresa brasileña OAS la construcción del tramo de 306 km de la carretera (II tramo) por un monto de $us. 415 millones de dólares financiados por el Brasil.
El diseño del II trazo de la carretera proyectada atraviesa el TIPNIS afectando bosques naturales y zonas de alta fragilidad, por lo que, según la opinión de especialistas, su impacto sobre la biodiversidad, los valores naturales del parque y los pueblos indígenas que lo habitan será irreversible. Por estas razones, la población de los tres pueblos indígenas ha manifestado reiteradamente su total rechazo al proyecto.
El Gobierno insiste en la construcción de la carretera por constituir un eje potencial de desarrollo regional, facilitar la integración nacional y ser parte del corredor bioceánico Brasil-Bolivia-Chile.
CARACTERIZACIÓN GENERAL DEL CONFLICTO
1. Causas estructurales
Débil presencia del Estado, la misma que se evidencia en una realidad de “olvido, postración, colapso y debilidad crónica del sistema de áreas protegidas y la gestión ambiental[1]” y que se puede expresar en una imposición de enfoque de desarrollo que no toma en cuenta el manejo integral del territorio por parte de los indígenas y su cosmovisión que prioriza las características culturales propias de los asentamientos humanos, la explotación sostenible de los recursos naturales y la preservación de la biodiversidad.
2. Estado de situación
Definidas las posiciones de los indígenas y del gobierno, el conflicto ha ingresado a una etapa de puesta en práctica de medidas de presión de ambas partes: la marcha indígena hacia la ciudad de La Paz y los condicionamientos gubernamentales para el diálogo, lo cual puede desembocar en una escalada con probabilidades de llegar al enfrentamiento violento.
3. Intereses de los actores
El conflicto del TIPNIS presenta alta complejidad[2] por la cantidad de cuestiones involucradas y los diversos intereses que lo cruzan:
• la resolución del antiguo diferendo limítrofe entre los departamentos de Cochabamba y del Beni en la zona del TIPNIS;
• la búsqueda de expansión de la frontera agrícola al interior del área para el cultivo de coca y otros productos por los colonizadores del Chapare;
• la extracción de recursos madereros, especialmente mara, cedro y otras especies preciosas por empresas madereras y otros actores informales;
• la exploración y explotación hidrocarburífera por el Estado y empresas trasnacionales;
• la aspiración de los pueblos de la región de contar con una carretera de conexión con el occidente del país;
• las políticas de integración del gobierno central, sus compromisos sociopolíticos con sectores sociales y el compromiso suscrito con el Brasil;
• la protección del territorio, el aprovechamiento de sus recursos y la conservación de su modo de vida por los indígenas del TIPNIS y la CIDOB;
• la conservación del TIPNIS apoyada por las ONG ambientalistas, las que trabajan con pueblos indígenas y en temas de desarrollo.

4. Conectores y divisores

Si bien es cierto que los actores confrontados ven maximizadas sus diferencias, expresados a través de los medios de información masivos, además de los ruidos comunicacionales propios de toda situación conflictiva, la visión transformadora de los conflictos se cimienta en la existencia de aspectos o factores que conectan a los coyunturalmente adversarios, es decir, más allá de que la memoria selectiva de los directos e indirectos involucrados se centren en los aspectos que dividen o confrontan, existen y se mantienen presentes aspectos que unen o conectan a estos actores, por ser propiamente interdependientes. Desde esta óptica, el conflicto se deja de ver como una amenaza y se lo redirecciona como una oportunidad para trabajar aspectos que benefician tanto a los pueblos indígenas, como al gobierno y las expectativas de mejorar la calidad de vida de los sectores marginados.
ANÁLISIS DE ESCENARIOS POSIBLES ENTORNO AL CONFLICTO, A MEDIANO PLAZO
En el análisis de la conflictividad, el planteamiento de posibles escenarios busca prevenir situaciones de crisis con altos niveles de violencia. En ese sentido, el análisis de posibles escenarios en torno al conflicto del TIPNIS toma en cuenta las variables ambientales, socioculturales, económicas, políticas y jurídicas, así como la evolución del conflicto que dependerá de las estrategias y tácticas de las partes como posibilidades reales de poder y fuerza.
Escenario 1: La Carretera cruza el TIPNIS
Acciones previsibles durante el proceso del conflicto
• El trazo mantiene el enfoque de optimizar costos y generar la ruta más corta en el tramo II, lo que significaría atravesar el corazón del TIPNIS, con alto impacto sobre la biodiversidad y la cultura de los pueblos indígenas originarios que lo habitan.
• El Gobierno promueve el debilitamiento de la posición indígena mediante el fortalecimiento de posiciones disidentes, la deslegitimación de sus dirigentes e incluso la división de las organizaciones indígenas.
• Se generan acuerdos con indígenas disidentes y organizaciones/poblaciones interesadas en la construcción de la carretera. Los acuerdos están ligados a ofertas de medidas de compensación, indemnización, prevención, mitigación, restauración de impactos y planes desarrollistas.
• Se promueve un aparente proceso participativo de consulta con los sectores de los pueblos indígenas del TIPNIS afines a la posición del Gobierno.
• Se promueven manifestaciones públicas de sectores y organizaciones sociales de la línea del Gobierno (cocaleros, organizaciones campesinas, cívicos de las poblaciones beneficiadas, entre otras) para justificar su decisión y posición ante la sociedad.
• Indígenas recurren a estrategias que escalan en violencia para su resistencia a la construcción de la carretera. Se producen enfrentamientos violentos entre indígenas, colonizadores, policía y fuerzas armadas.
• Los indígenas continúan movilizándose a nivel nacional e internacional para denunciar la violación de sus derechos y la destrucción del TIPNIS.
Consecuencias del escenario 1
• Los derechos de los pueblos indígenas del TIPNIS han sido vulnerados.
• La población indígena ha sido afectada en su forma de vida; es desplazada a los márgenes del TIPNIS y a las ciudades; la calidad de vida de la mayoría de la población indígena empeora; se abre paso a una desintegración social y avasallamiento cultural de estos pueblos.
• La biodiversidad y los valores naturales del parque nacional son altamente impactados.
• Los líderes indígenas movilizados son sujetos de procesos judiciales; la organización indígena se debilita.
• Se incrementa la conflictividad social en torno al manejo de las áreas protegidas y territorios indígenas, y se torna violenta.
• Se incrementan notablemente los avances de colonizadores más allá de la “línea roja” del TIPNIS.
• Se incrementa la explotación maderera y las exploraciones petroleras con bajo control de impactos ambientales y socioculturales por parte del Estado.
• Se amplía la frontera agrícola, incrementándose el cultivo de productos no tradicionales, fundamentalmente de coca excedentaria y las actividades ligadas a esta producción.
• Se mejora la integración caminera oriente/occidente y la infraestructura de servicios en torno a ésta, bajo un enfoque desarrollista y no de desarrollo humano sostenible.
• Los intereses de empresas transnacionales y objetivos geopolíticos de otros países (Chile y Brasil) se ven favorecidos.
• Existe una débil presencia del Estado, que se hace insuficiente para controlar las tendencias crecientes de contrabando y narcotráfico.
• La imagen del Gobierno se desgasta ante algunos sectores de la sociedad boliviana y la comunidad internacional por su política contradictoria: se promulga el vivir bien, el respeto de los derechos de los pueblos indígenas y la madre tierra, y se ejecutan proyectos desarrollistas.

Escenario 2: La construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos no se realiza
Acciones previsibles durante el proceso del conflicto
• Los indígenas del TIPNIS rechazan rotundamente la construcción del tramo II que pasa por el parque nacional.
• Se presentan enfrentamientos esporádicos con cierta violencia entre indígenas del TIPNIS y sectores afines a la posición del gobierno (campesinos, cocaleros, indígenas disidentes) y fuerzas coercitivas (policía y ejército).
• El Gobierno intenta dividir a las organizaciones indígenas, pero éstas se mantienen unidas en torno a la defensa del TIPNIS.
• Los indígenas del TIPNIS plantean demandas formales ante organismos internacionales que los respaldan.
• La conflictividad social en torno a la carretera se incrementa a tal punto que el Gobierno decide paralizar las obras definitivamente.
Consecuencias del escenario 2
• Las protestas, movilización y demandas de los pueblos indígenas del TIPNIS tienen amplia repercusión y apoyo de amplios sectores de la ciudadanía boliviana y de la comunidad internacional.
• La biodiversidad y los valores naturales del TIPNIS tienen mayores posibilidades de conservación a largo plazo.
• Pese a los acuerdos públicos firmados por la paralización de la carretera, se mantiene la tendencia creciente de incursiones colonizadoras y nuevos asentamientos, extracción maderera, incremento de cacería furtiva, incremento de cultivos de coca, etcétera.
• La gestión de áreas protegidas no mejora su calidad ni la legislación al respecto sufre modificaciones.
• El Gobierno busca revertir el deterioro de su imagen construyendo un discurso que tiende a justificar la decisión tomada como parte de la política de gobernar obedeciendo al pueblo y priorizar el respeto a los derechos indígenas y de la madre tierra.
• Se ha deteriorado la relación entre comunidades indígenas y poblaciones de la región que podrían haberse beneficiado con la carretera.
• Se ha fracturado la relación del movimiento indígena de tierras bajas con el Gobierno central y las organizaciones indígenas y campesinas de tierras altas.
• Las exploraciones petroleras en el TIPNIS se mantienen con ciertas tensiones y restricciones.
Escenario 3: A partir de un diálogo constructivo y transparente se posibilita la articulación vial y la conservación del TIPNIS
Ante los previos escenarios en los que ambas partes corren riesgos que podrían terminar en una situación de pérdida, la Fundación UNIR Bolivia plantea un tercer escenario que permita explorar nuevas opciones y alternativas para una negociación que beneficie a los actores directamente involucrados a través de un diálogo amplio y constructivo, donde las partes se desarmen de sus posiciones endurecidas, busquen respetar las necesidades básicas de las partes y encuentren un punto de consenso para definir los intereses que propugnan cada uno de los actores del conflicto.
En este contexto, planteamos las siguientes acciones:
1. Que el diálogo se inicie de forma inmediata sin condicionamientos de ninguna de la partes. Que las mismas conformen una comisión de alto nivel y sus representantes máximos para elaborar una agenda temática y acordar la metodología y el espacio de negociación.
2. Representantes del gobierno y de los indígenas elaboran una agenda mínima que se centre en los temas que dieron origen al conflicto y a la movilización y no en otros puntos que pueden convertirse en trabas para lograr los acuerdos centrales. Una vez elaborada la agenda y aceptada la metodología se inicia el proceso de negociación al más alto nivel.
3. Como un aspecto central para iniciar el diálogo, por una parte el gobierno tendría la apertura para diseñar otras alternativas de la carretera que no atraviese el TIPNIS y por la otra los indígenas aceptarían la propuesta del nuevo diseño que articule oriente con occidente.
4. Se abre un espacio entre los actores directamente involucrados dirigido a un profundo debate técnico, jurídico, social, cultural, económico y ambiental sobre la importancia y viabilidad de la carretera en el marco del interés nacional de integración, conservación ambiental, respeto a los pueblos indígenas y fortalecimiento de la presencia estatal.
5. Las partes tratan de encontrar los conectores centrados en: necesidad de desarrollo respetando las diferentes cosmovisiones; preservación del medio ambiente: respeto por los derechos humanos de todos los involucrados; e integración vial nacional.
6. Se suscriben compromisos públicos con el sector cocalero y colonizador para que se respete la línea roja y no se ingrese al TIPNIS.
7. Se negocia con las organizaciones internacionales y financiadores del proyecto de la carretera los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y los pueblos indígenas del TIPNIS.
8. Se firma un convenio entre el Gobierno y los representantes de los pueblos indígenas tomando como base normativa la CPE, normas ambientales y de defensa de los derechos de los pueblos indígenas, que aseguren y garanticen su cumplimiento.
Consecuencias del escenario 3
• Se cambia el diseño de la carretera y se efectúa una revisión de los costos de la misma con participación de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB).
• Se transforma el conflicto, logrando acuerdos que consideran los factores estructurales: gestión sostenible de áreas protegidas y territorios indígenas del país y propuesta de desarrollo humano y sostenible.
• Se conserva la biodiversidad y los valores naturales del TIPNIS, así como la cultura de los pueblos indígenas que lo habitan.
• Se fortalece la legislación y los procesos de gestión de áreas protegidas y territorios indígenas, incrementando los recursos económicos estatales asignados para estos efectos.
• Se diseña un modelo de gestión del desarrollo acorde con los derechos indígenas y el respeto al medio ambiente.
• El ingreso de colonizadores al interior del TIPNIS está controlado por una fuerte presencia del Estado y de la organización indígena.
• Las exploraciones petroleras en el TIPNIS se mantienen cumpliendo las normas ambientales y los mecanismos de consulta y control social establecidos.
• Se fortalece la integración caminera del país y se abre paso a un corredor bi-oceánico que desarrolla una red de servicios en poblaciones aledañas a la carretera e influye de manera positiva en las economías locales.
• Se logra un mejor relacionamiento entre campesinos-colonizadores y la población indígena del TIPNIS, y las controversias se canalizan a través de métodos alternativos de gestión de conflictos.
• Los indígenas del TIPNIS mejoran su calidad de vida en equilibrio con sus concepciones de desarrollo y del cuidado del medio ambiente.
• La organización indígena del TIPNIS y las organizaciones indígenas de tierras bajas se fortalecen.
• El Gobierno se muestra coherente ante la comunidad internacional y aprovecha la situación para construir un discurso de un modelo de desarrollo sostenible incluyente y compatible con los intereses y derechos de los pueblos indígenas, lo que fortalece su legitimidad en la población boliviana.
• Se conserva el TIPNIS como un área importante para la captura de carbono, aportando a minimizar el efecto invernadero en el mundo.


“No hay camino para la paz, la paz es el camino”
(Mahatma Gandhi)


Bolivia, 23 de agosto de 2011

TIPNIS Y LA LUCHA POR EL SOCIALISMO


En días pasados se realizo un foro debate en la federación de la prensa de la ciudad de La Paz, fue auspiciado por los compañeros Agrupación Marxista Revolucionario (AMR) oportunidad en el cual expusimos el tema arriba mencionado.
Nosotros como organización política, fuimos, uno de los primeros que denunciamos las intenciones del gobierno respecto a esté problema. (Ver y leer Periódico Insurgente N 13)
Desde la posición de algunos indianistas e indigenistas, se ha tratado de mostrar a Carlos Marx y Federico Engels, de ser antropocéntricos, es decir, de solo ocuparse del hombre y sus problemas, de racionalistas que han estado calculando y midiendo todo en relación hombre- naturaleza, que solo se preocupan de los medios de producción, del desarrollo de las fuerzas productivas (ciencia y tecnología) y de las relaciones de producción, que han estado de lado del desarrollo occidental, extractivista, depredadora y expansionista. Síntesis, que el capitalismo y el socialismo, no han respetado a la naturaleza o si quieren a la madre tierra.
Trataremos de desmontar todo esta mala campaña contra Marx y Engels y sus seguidores, por supuesto, que en esto, no somos los primeros ya que muchos marxistas han hecho mentís ante aseveraciones infundadas de los falseadores del marxismo que son enemigos del cambio social, para tratar de mostrarles lo equivocados que están en sus argumentos recurriremos a algunas citas de diferentes periodos y contextos históricos de los padres del comunismo.
En una de sus primeras obras Marx y Engels, concretamente en los escritos de la Ideología Alemana sostenían lo siguiente: “conocemos sólo una ciencia, la ciencia de la historia, Se puede enfocar la historia de dos ángulos, se puede dividirla en historia de la naturaleza e historia de los hombres. Sin embargo, las dos son inseparables: mientras existan los hombres, la historia de la naturaleza y la historia de los hombres se condicionan mutuamente.” Textual aquí los autores nos están diciendo que una no podrá existir sin el otro, por que al destruir la naturaleza se estaría destruyendo el mismo hombre. En su obra el capital Marx denuncia que el capitalista en su afán de valorizar el capital no solo que explota y rompe las relaciones de cooperación y comunitarias de las sociedades pre capitalistas, si no que, por su naturaleza esta obligada a entrar en el proceso de producción y reproducción, donde todas las relaciones de los hombres se mutan en relaciones de cosas, de ahí el carácter fetichista de la mercancía, por eso todo es vendible todo es mercancía desde la fuerza de trabajo, la tierra, el agua, el aire hasta el espacio sideral, generación de excedente y mercado están ligados intrínsecamente dentro lógica del capital : “la producción capitalista, por consiguiente, no desarrolla la técnica y la combinación del proceso social de producción sino socavando, al mismo tiempo, los dos manantiales de toda riqueza : la tierra y el trabajador” (Marx). Después de analizar estas citas, podemos inferir que Marx y Engels eran ambientalista y defensores de la ecología, aun cuando estos problemas no eran tan conocidos ni sentidos en sus efectos como ahora.
Los Pachamamicos del gobierno del MAS, se van a ahorcar con su propia lengua, es decir con su discurso demagógico, son ellos los que han dicho que los “derechos de la madre tierra son mas importantes que los derechos humanos”, entonces, lo que exigen los indígenas del TIPNIS es que sean consecuentes con su bandera y con su supuesta postura de paladines de la defensa del medio ambiente y nada mas.
Lo dijimos el gobierno de EVO MORALES es un gobierno custodio de las transnacionales es el que mejor despeja el camino para la implementación de proyectos neoliberales como el plan IIRSA, hacen lo que no pudieron hacer los gobiernos neoliberales de derecha, los neoliberales de izquierda del MAS saben que el tema del TIPNIS no es un tema ambiental, ni de mantener o preservar formas de vida ancestrales, sino que se están configurando en el continente nuevas formas y relaciones de explotación en ámbitos regionales, hay un reacomodo de las economías capitalista dentro el sistema, están con la teoría de la desconexión o desaacople del resto economías del mundo capitalista y supuestamente quieren hacer una economía soberana, autónoma y regional ala cabeza del Brasil para saquear los recursos naturales (madera, petróleo, la flora y la fauna ,etc) no para hacer socialismo sino para hacer un capitalismo Suramericano, no quieren hacer carreteras quieren hacer una alfombra de cemento para que los indígenas y los bolivianos podamos a lo largo de dicha obra de “desarrollo” vender refrescos, artesanías y otras baratijas, mientras otras economías de la región exporten o importen sus mercancías terminadas con alto valor agregado como producto de sus economías industrializadas.
En la lucha en defensa del TIPNIS se expresa claramente una lucha de clases, es una lucha antagónica entre quienes quieren darle más vida al capitalismo y entre quienes a través de la insurgencia del trabajo y la defensa del territorio y la dignidad de nuestros pueblos lucha por un socialismo insurgente.
Lucio Gonzales Alanes

22 de agosto de 2011

NO a la carretera que pasa por el TIPNIS NO ala carretera del SAQUEO

Pronunciamiento FELCO (Festival Latinoamericano de la Clase Obrera)

NO a la carretera que pasa por el TIPNIS
NO ala carretera del SAQUEO

306 km de selva desmontada y asfaltada. Para traer desarrollo en
integración al país argumenta el gobierno boliviano cuando recibe
criticas por la construccion de la carretera villa Tunari San Ignacio de
Moxos que atrevesará el TIPNIS, un rico Territorio indígena y a la vez
área protegida.

A pesar del discurso de desarrollo e intergracion
montado por el gobierno, está demostrado que no son intereses
nacionales los que se empecinan en partir el TIPNIS en dos.
La carretera será la via del saqueo de nuestros recursos.
Financiada
en un 80% por el Brasil, tiene como objetivo facilitar la extracción de
recursos naturales y el aprovechamiento de la rica biodiversidad la
zona, codiciada por colonizadores y empresas transnacionales. No en vano
Petroandina SAM (es decir PDVSA y YPFB) el 2008 anunciaron inversiones 2
millones y medios en exploración en la zona.

Y no solo son laspetroleras, sino que empresarios madereros y ganaderos, como
colonizadores cocaleros buscan acceder a estas tierras.

Por eso desde el FELCO damos todo nuestro apoyo y solidaridad a los pueblos
indígenas y las comunidades del TIPNIS que inician la VIII marcha
oponiéndose a la carretera del saqueo.
Hacemos notar el falsodiscurso del gobierno “del proceso de cambio”, que hoy acusa acusa de
derecha y de aliados de oligarquía a los pueblos indígenas que decía
representar.

Damos a conocer al mundo que el presidente boliviano
que se jacta de ser indigena, defensor de la madre tierra, de gobernar
obedeciendo al pueblo, ha instrumentalizado a los pueblos indígenas y al
pueblo boliviano solo para encaramarse en el poder, porque el
gasolinazo, la ley de los transgénicos, y la construcción de una
carretera por encima de la voluntad de los pueblos indígenas, demuestra
que gobierna para obedecer a los intereses transnacionales y para vender
y destruir a la “madre tierra”.

Todo el apoyo a la VIII marcha indígena
No a la carretera del saqueo
FELCO-TIPNIS EN RESISTENCIA

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes