8 de abril de 2011

El "vice" macartista: Garcia Linera DESBOCADO


Pablo Rieznik


“Los trotskistas son la avanzada política de la extrema derecha, porque toda su vida han buscado tumbar un gobierno popular; son mentirosos, provocadores y peligrosos, es la ultraderecha camuflada”.
García Linera lanzó su diatriba como respuesta a "los dirigentes sindicales" que convocaron a la huelga general del 18 de febrero pasado para reclamar un aumento de salarios. Motivos para el reclamo sobran y son muy acuciantes, porque -luego de que el gobierno se echara atrás con el "gasolinazo"- los precios del resto de los productos del consumo popular no dejaron de subir. El autor del ‘gasolinazo' fue, precisamente, García Linera en ausencia de Evo Morales. Esto sólo explica el exabrupto del tilingo contra el trotskismo boliviano. García reclamó la expulsión del trotskismo de la COB, algo literalmente imposible, porque el POR de Bolivia es el fundador de la Central Obrera y autor de sus tesis de acción históricas. Para echar al trotskismo hay que disolver antes al movimiento obrero.
La huelga de la COB fue muy fuerte, para desencanto de quienes tipifican a la COB como insignificante. Hubo una gran marcha de los trabajadores de Chuquisaca, Potosí, Oruro y Tarija. Cochabamba quedó paralizada por completo por los bloqueos de obreros, fabriles y maestros en puentes y distribuidoras vehiculares. En La Paz, una masiva movilización paralizó el centro de la ciudad. Pedro Montes, ejecutivo de la Central Obrera (COB) y partidario del gobierno, tuvo que admitir que "ya no podemos controlar la protesta de los trabajadores por el alza del costo de vida que están viviendo, por eso están saliendo a las calles a protestar y hacer sentir su malestar por el hambre, la miseria, la desocupación y por tener el estómago prácticamente vacío".
El rancio macartismo de don Alvaro es cínico, porque toda la derecha apoyó al gobierno con el gasolinazo. Expresa fundamentalmente el agotamiento de la estrella de Evo Morales. En el propio MAS, el río está más que revuelto. "Los masistas están muy dolidos por la actitud del ‘hermano Evo' que se burla de las aspiraciones salariales del pueblo y, al mismo tiempo, se esfuerza por aumentar las ganancias de las petroleras y las mineras que se llevan al bolsillo miles de millones de dólares (Bolpress)." La encuestadora privada Ipsos Apoyo Opinión y Mercado reveló que la popularidad del Presidente cayó estrepitosamente de 84% en 2007 a 36% en enero de 2011, con un 56% de desaprobación. Al vice le fue peor: su popularidad cayó de 46% en noviembre de 2010 a 29% en enero de 2001, mientras que el porcentaje de gente que lo reprobó subió de 47 al 71%.
La historia
Con pretensiones de historiador sabelotodo García Linera sostuvo, además, que "...los trotskistas han tumbado gobiernos de izquierda, pero no para que entre un gobierno de ultraizquierda, sino de ultraderecha. Son culpables de la caída del Presidente Juan José Torres en 1970 y de Hernán Siles Suazo en 1985, y ahora quieren hacer lo mismo con el presidente Morales, están trabajando para que regrese el fascismo, para que regrese Sánchez de Lozada...".
Como todo provocador, Alvaro macanea: la Asamblea Popular, fundada por iniciativa del POR a principios de 1971, combatió el golpe fascista del general Banzer por medio de una insurrección obrera que fue derrotada en una lucha armada, mientras se derrumbaba el intento de los militares nacionalistas de arbitrar entre la corporación armada y el pueblo insurgente.
El caso de Siles Suazo es patético, porque se retiró en el 85 con elecciones anticipadas y una economía en bancarrota para ceder el poder al gobierno neoliberal de Víctor Paz Estensoro, el cual debutó con planteos antiimperialistas en la década del '50, para empeñarse en la disolución de las milicias obreras que fueron creadas por la COB y que concluyó firmando acuerdos con el FMI. Veinte años después, apoyó el golpe de Banzer. El intelectual indigenista, que llegó a la vicepresidencia de puro arribista, es un falsificador literal de la historia. García Linera no menciona, sin embargo, que sus antecesores stalinis-tas sí colaboraron con el golpe que derribó al presidente Villarroel, "el presidente colgado", e inauguró el sexenio oligárqui-co de la "rosca", autor de las mayores masacres mineras de la historia de Bolivia.
El macaneador Linera es también un detritus de la descomposición histórica del nacionalismo en Bolivia. En la prensa boliviana, un compañero de andanzas juveniles recordó que Alvarito no se animaba a discutir con los trotskistas para no sufrir una paliza política. El hombre se ha tomado su "venganza" luego de haber pactado con los monopolios petroleros, las mineras y los prohombres de la extrema derecha. Inventó la categoría de "socialismo comunitario" para luego corregirse por el de "capitalismo andino" -el andarivel para justificar la alianza con Repsol, Petrobras y las petroleras británicas. El "antitrotsko" de La Paz es una joyita.
Ultimo: la "acusación" de que el trotskismo mantuvo siempre una actitud independiente y combativa frente a los límites insalvables del nacionalismo ni siquiera es correcta. Al contrario: un balance histórico del gran papel del trotskismo boliviano muestra que, en los días decisivos de la gran revolución obrera y popular de 1952, el POR renunció a un planteo de gobierno obrero para apoyar al gobierno del nacionalista MNR (ver Pablo Rieznik, "El POR en la Revolución Boliviana de 1952", en revista En Defensa del Marxismo N° 2, diciembre 1991). Tampoco fue consecuentemente independiente del gobierno militar nacionalista de Torres, pues recién planteó el armamento de las masas cuando se largó el golpe fascista. Es un tema para el debate en el campo de los que luchamos por la revolución social. Linera ha elegido el terreno de la contrarrevolución hace mucho tiempo, algo que nosotros denunciamos cuando enunció su tesis de ‘autogestión indigenista'. El sinvergüenza reacciona como un pequeño burgués fascistizante porque el ‘gasolinazo' fue derrotado por las masas y los días de García Linera están contados.

Periódico El Trabajador Nº 4

7 de abril de 2011

6 de abril de 2011

Situación de la clase obrera minera


Por: Tupaj Amaru
En la tradición marxista el proletariado debe liderar la revolución. Esto se debe a que su lugar en el proceso de producción le permite contar con el “instinto comunista” porque no posee medios de producción, la clase obrera únicamente es propietaria de su fuerza de trabajo. Así se espera que el proletariado lidere las luchas sociales.
En Bolivia, el núcleo de la clase obrera estuvo formado por los trabajadores mineros. Si bien existen antecedentes que se remontan a la Colonia, el hito principal se encuentra en el 21 de diciembre de 1942 cuando los mineros de Catavi fueron masacrados por órdenes del Presidente Peñaranda en respuesta al pedido de aumento salarial que Patiño, poderoso empresario minero, rechazó.
A raíz de este conflicto el 11 de junio de 1944 se funda la Federación Sindical de Trabajadores Mineros (FSTMB) que participaría activamente en varios episodios de la agitada política boliviana, incluida su contribución a la formación de la Central Obrera Boliviana (COB). En este camino otro hito fue que el 8 de noviembre de 1946 se promulgó la Tesis de Pulacayo que durante muchos años guió el devenir de los explotados en el país, un documento con clara influencia del Trotskismo.
Esta introducción nos permite situar la clase obrera minera en la historia de Bolivia, sin embargo, no es propósito de esta nota analizar la trayectoria del movimiento obrero minero, su fin es más humilde: Intenta describir las características del movimiento minero actual. Sin embargo, es necesario anotar que la actual situación responde a la herencia del neoliberalismo. En efecto, tras la promulgación del DS 21060 el 29 de agosto de 1985 se instaura un nuevo modelo que tuvo como centro la reducción del déficit fiscal, esto incluía el cierre de varias operaciones mineras y el despido de más de 25.000 mineros. En los hechos, este episodio significó el desarme de la clase obrera minera que se dispersó en algunos casos transformándose en cooperativistas, otros marcharon al Chapare cochabambino y otros contribuyeron al crecimiento de la ciudad de El Alto.
El 2009 encuentra al proletariado minero en un proceso de rearme. En efecto, los datos muestran que en 1980 entre obreros de las minas del Estado y la minería mediana y chica se llegaba a 48.269 trabajadores. Tras la relocalización este número se redujo a 18.100 en 1986. El despido de trabajadores en la minería estatal fue un golpe mortal al proletariado minero, pues de 27.092 obreros en 1985 se redujo la fuerza laboral a 7.500 en 1986. Esta masacre blanca mino la capacidad organizativa de los explotados mineros.
Durante el periodo neoliberal este proceso continuo especialmente en el sub sector estatal que llegó a contar el año 2000 con 117 trabajadores. Mientras que el conjunto de la fuerza laboral estatal y privada llegaba a 5.673 obreros. Así los mineros perdieron fuerza numérica y junto a ello su organización política se derrumbo y dejaron de ser actores relevantes de la política nacional. Tiempos oscuros estos pues se mostro un abandono de la minería.
El año 2006 comienza un despertar de la clase obrera minera pues alrededor del Estado aparecen 800 trabajadores, llegando el año 2008 a 4.950 producto fundamentalmente de la nacionalización del yacimiento Posokoni en la localidad de Huanuni, tras un enfrentamiento entre cooperativistas y trabajadores (un hecho que lo impuso la lucha obrera). Asimismo, en términos globales la fuerza laboral estatal y de la minería privada alcanza 12.328 trabajadores. Los que constituyen el nuevo proletariado minero, que de seguro tendrá un nuevo rol en la agitada política boliviana.
Sin embargo, corresponde dotar a los mineros con una dirección acorde a los nuevos tiempos, sensiblemente se nota una alta influencia del neoliberalismo que hace que los sindicatos tengan una visión altamente pro-patronal, y pro-oficialista, no vinculada a las grandes tareas que corresponden al proletariado.
Corresponde a los troskistas trabajar este aspecto.


El Trabajador Nº2

La Sindicalización en la industria manufacturera


Por Cesar Choque
1.- Desde el 2008, la clase obrera fabril, ha dado los pasos necesarios para irse convirtiendo en una clase dirigente. Ha enfrentado en una primer momento, en agosto del 2008 la reforma de pensiones del gobierno nacionalista (que a finales del 2010 el gobierno logró aprobar en complicidad con la burocracia sindical), ha dado una lucha nacional el 2010 por la defensa del salario (movilización que abarco abril y mayo del 2010) y este 2011 encabeza la lucha por un incremento salarial para todos los trabajadores del país.
2.- Esta situación ha mandado al basurero de la historia, lo que en su momento fue uno de los argumentos “teórico” de la izquierda democrática y pro-burguesa boliviana, que soñó con la muerte de la clase obrera del siglo XX, que tuvo como sus teóricos mas destaca-dos a Carlos Toranzo (que hablo de la desproletarización) y Garcia Linera (teórico de la nueva clase obrera y de los movimientos sociales). Ambos intelectuales fueron expresión de una corriente mundial que intento desfigurar el papel revolucionario de la clase obrera.
3.- Esta evolución de la clase obrera fabril, ha puesto en evidencia las profundas ruptura de la clase obrera con el gobierno nacionalista de Evo Morales, pese a que un buen grueso de la dirigencia fabril apueste al compromiso con el estado burgués y la patronal. Plantea además a la vanguardia fabril de base la tarea de construir un movimiento obrero fabril, clasista y revolucionario, para recuperar las organizaciones matrices de los trabajadores, comités sindicales, sindicatos, Regionales, Intersindicales, Federaciones y Confederación fabril.
4.- Los informes públicos gubernamentales han dado como resultado un panorama de crecimiento de la industria manufacturera importante en las últimas décadas, lo cual tiene como correlato el crecimiento del ejército obrero fabril. Queda establecido que en las empresas legalmente constituidas unas 1.387 (UDAPE) a nivel nacional, existe una concentración de las mismas en los departamentos del eje central (La Paz 39%, Cochabamba 15% y Santa Cruz 27%) que concentra el 81% de la industria manufacturera. El 71% de las industrias están ubicados en los rubros de alimentos, Textiles y prendas de vestir, sustancias químicas, madera y productos de madera, papel y productos de papel.
5.- La Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, una organización nacional de los fabriles fundado en el año 1951, aglutina en su seno a 9 Federaciones Departamentales, las cuales concentran unos 219 sindicatos por empresa, alcanzando un nivel de sindicalización del 15% de las empresas legalmente constituidas. Aclaramos que existe a nivel de cada Federación un 20% de sindicatos que no hacen “vida sindical”, esto por motivos centralmente de represión empresarial y de poca politización a nivel de la dirigencia de base. (cuadro Nº1)
6.- El ultimo congreso fabril realizado en Riberalta-Beni, se aprobó la tarea de impulsar una sindicalización masiva, hecho que solo en los departamentos de La Paz y Cochabamba se ha concretizado (existe a nivel de estas federaciones importantes avances en el impulso de la formación de nuevos sindicatos). Los datos dados a conocer nos han planteado que existe un 85% de fábricas y talleres donde no existen sindicatos, donde de seguro no se cumple las Leyes Sociales y Laborales, donde la explotación obrera fabril alcanza niveles atroces. Ni que decir de los miles de empresas y talleres, que están en el rubro de los “informales”, los cuales no son tomados en las estadísticas oficiales.
7.- Existe desde hace unos cinco años en el movimiento fabril, un proceso de cuestionamiento de la burocracia sindical (que en algunos casos ya lleva 25 años en la dirigencia sindical), que empezó en el departamento de La Paz, que tuvo como consecuencia la caída de una burocracia sindical vinculada a los intereses de la patronal. La caída del emblemático y mediático dirigente Oscar Olivera el 2010 (aunque formalmente existió una renuncia) de la dirección de la Federación de Trabajadores y Trabajadoras Fabriles de Cochabamba fue otro capitulo de esta rebelión anti-burocrática. Este hecho positivo, producto de las sacudidas históricas que hemos vivido (la guerra del gas, etc) corre el riesgo de quedar atrapado en la formación de una nueva dirección sindical alejada de la defensa de los intereses inmediatos e históricos de la clase obrera en su conjunto. La nueva promoción de dirigentes sindicales fabriles ahora son presas de la influencia de otras clases sociales y centralmente del Estado y la patronal. El vehículo de esa influencia es el asesor de la F.D.T.F.L.P., un antiguo dirigente que en su trayectoria política, apoyo a CONDEPA, al gobierno de Mesa y ahora al gobierno nacionalista del MAS, se opone sistemáticamente al desarrollo político de la clase obrera fabril y es un renegado trotskista.
8.- Un maestro de la clase obrera (Lenin), planteaba que limitar la lucha obrera fabril a la lucha económica (Salarios –directo, indirecto y diferido-, mejoramiento de las condiciones de trabajo etc.), una lucha de reformas dentro del sistema capitalista, es impulsar dentro de las filas obreras las ideas burguesas. Esto es convertir el incipiente movimiento obrero fabril en un apéndice del nacionalismo indigenista. Desde el periódico El Trabajador impulsaremos la contrapartida de esa tendencia, economicista y pro-burguesa, impulsaremos el desarrollo del aspecto político de la lucha de clases y llamamos a los obreros más concientes a organizarse en esa perspectiva revolucionaria. Esta tarea es mas urgente ahora, dado el agotamiento político del nacionalismo indigena, o lo que algunos masistas llaman “derechización” del MAS.

El Trabajador Nº3

5 de abril de 2011

Más de 3.500 mineros serán parte de la marcha convocada por la COB



Según dirigente de la Fstmb, Félix Loredo

Más de 3.500 mineros serán parte de la marcha convocada por la COB

Martes, 5 de abril de 2011 - Oruro - Regional
LA PATRIA

Nuevamente los mineros serán protagonistas en la marcha de mañana en La Paz
Más de 3.500 trabajadores, afiliados a la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), Regional Oruro, serán parte de la gran movilización convocada por la Central Obrera Boliviana (COB), para mañana, desde el Cementerio General de La Paz, rechazando el incremento salarial del 10 por ciento y pidiendo la abrogación del Decreto Supremo 21060.

Así lo hizo conocer el secretario de Seguridad Social de la Fstmb, Félix Loredo, quien manifestó que es una obligación participar de todas las determinaciones que asuma el mayor ente sindical del sector laboral en el país.

"Las resoluciones de las entidades matrices, son de cumplimiento obligatorio, es así que nosotros como Federación de Mineros, el día miércoles a las 9 de la mañana, estaremos presentes en la ciudad de La Paz, ya llegó el radiograma y hemos enviado a todos los distritos mineros afiliados a la Federación de Mineros del Departamento", expresó Loredo.

Se prevé que la marcha programada para mañana en la sede de Gobierno sea multitudinaria, ya que son varios los sectores que se ausentarán hasta La Paz, y además se tiene previsto que participen del mitin posterior a la marcha, donde se programarán todas las acciones de presión a seguir en los próximos días.

En el departamento de Oruro, los trabajadores mineros asalariados, de diferentes distritos, afiliados a la Federación de Trabajadores Mineros, regional Oruro, son aproximadamente 8.000, de los cuales el cincuenta por ciento asistirá a la marcha convocada por la COB.

"En el departamento de Oruro, somos alrededor de 8.000 trabajadores asalariados, vamos a hacernos presentes, considero yo, por lo menos con el cincuenta por ciento, a inicio de las movilizaciones, ya que después se acoplarán los demás distritos", acotó Loredo.

HUELGA INDEFINIDA

Por otra parte, el secretario de Seguridad Social de la Fstmb, manifestó que en el mitin de mañana, se analizará la posibilidad de declarar una huelga indefinida en todo el país, además de rechazar el incremento salarial del 10 por ciento propuesto por el Gobierno Central del presidente Evo Morales.

Asimismo, se exigirá "la abrogación definitiva del Decreto Supremo 21060 y la reactivación del aparato productivo.

4 de abril de 2011

LA CENTRAL OBRERA BOLIVIANA, LLAMA A CONCENTRAR A SUS AFILIADOS EL MIERCOLES 6 DE ABRIL




RESOLUCIONES AMPLIADO NACIONAL DEL 31 DE MARZO DE 2011

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes