6 de marzo de 2013

Por una tendencia revolucionaria del PT

Por una tendencia revolucionaria del PT Desde la Agrupación Marxista Revolucionaria (AMR) vamos por: 1. Basta de negociaciones con el gobierno, que el congreso del PT resuelva impulsar asambleas y plan de lucha en todos los lugares de trabajo. El PT se tiene que fundar impulsando la lucha por las reivindicaciones de las y los trabajadores. 2. Nacionalización 100% de Colquiri sin pago y bajo control obrero. 3. Por la Estabilidad laboral. Fin de la tercerización y la subcontratación. 8.300 de salario mínimo. No a la extensión de la jornada laboral. 4. No a la Ley General del Trabajo, Ley de Pensiones, Ley Educativa Avelino Siñani, Ley del Funcionario Público y Ley de Empresas Públicas. 5. Ningún acuerdo con la derecha. Denunciamos la integración de Nuni al gobierno derechista de Lens en el Beni. Apoyamos la lucha del TIPNIS contra la carretera de IIRSA. Para forjar la alianza obrera-campesina, que se convoque a la CONAMAQ y la CIDOB a un frente anti-imperialista para las elecciones de 2014. 6. Contra la re-reelección de Evo, vamos por un gobierno obrero-campesino 7. Contra el programa “mínimo” de gobierno y la declaración de principios democratizante y reformista de la burocracia, vamos con un programa de transición para la revolución socialista como propone la AMR. Vamos por un PT revolucionario (gobierno obrero-campesino, bloqueos, ocupación, insurrección, revolución permanente y dictadura del proletariado), anti-imperialista (que pelee por la liberación nacional y el frente único anti-imperialista para disputarle las masas al MAS y recoja la experiencia de las Tesis de Pulacayo, el Bloque Obrero Parlamentario, las Tesis socialistas de la COB, la Asamblea Popular de 1971 y el FRA) e internacionalista (se una al proletariado chileno en la lucha por una salida al mar para Bolivia, pelee por la unidad socialista de América Latina y por la construcción de una Internacional Obrera Revolucionaria - la IV Internacional) 8. Contra el estatuto de la burocracia que plantea un “partido político organizado con sujeción y respeto a la Constitución Política del Estado Plurinacional y la Ley de Partidos Políticos”, vamos por un “PT obrero” porque tiene que ser independiente del Estado, el gobierno del MAS, la derecha pro-imperialista y los patrones y estar subordinado directamente a la democracia de las organizaciones sindicales, un “PT democrático”, porque cualquier traba ‘centralista’ sería funcional a la burocracia contra las tendencias más combativas y un “PT de masas” porque debemos llenar al nuevo partido de la mayor cantidad de obreros posibles contra cualquier censura o restricción de la dirección. La burocracia sindical viene maniobrando para transformar al PT en un partido reformista que permita su rápida integración al Estado. Fue por esto que se postergó la realización del Congreso para el 7 y 8 de marzo (ganaron tiempo para controlar los hilos del Congreso). De esta forma, lo que debía resolverse en enero recién está concretándose en marzo. Para colmo, mientras pasan las semanas y los meses “preparando el congreso del PT” lo concreto es que la burocracia se la pasa “negociando” con el gobierno y no lanza ningún plan de lucha ni asambleas para intervenir por nuestros reclamos. Esto se expresó muy claramente en que la Comisión Política no garantizó que todas las CODs y CORs, Federaciones, y Confederaciones pudieran acceder a los documentos políticos (Declaración de Principios, Programa de Gobierno y Estatuto), peor discutirlos, o hizo imposible que fueran modificados y no precisamente para mejor: de la primera versión del programa que decía “5- Independencia Política respecto del Estado Capitalista, sus instituciones, aparatos de represión y sus representantes” sólo se dejó “5.- Independencia Política del sistema Capitalista y sus instituciones”. O sea que declarar la independencia política frente al Estado y al gobierno en tanto tal fue considerado irrelevante. Claramente, no se trata de un debate de un par de palabritas más o menos sino que a la burocracia le importa cambiar hasta el último detalle para dejar en claro que su “anti-capitalismo” no cuestiona al Estado burgués, y por tanto no plantea una cuestión estratégica fundamental en la perspectiva de destruir el Estado Capitalista y la apuesta por la Dictadura Proletaria. Por lo tanto, el tiempo del “retraso” y la “falta de discusión” no se trata de un “error” sino que responde a un método cupular y anti-democrático donde la burocracia (y la izquierda que la apoya) buscan ganar tiempo para resolver sus diferencias por arriba en lugar de impulsar un debate donde los trabajadores sean los protagonistas. En esa misma línea, el propio Solares RECHAZÓ en la reunión de Comisión Política, la posibilidad de discutir sobre un documento alternativo. “Sólo se puede hacer modificaciones –complementaciones- al documento de la Comisión Política” dijo demostrando, una vez más, que “la izquierda de la burocracia” no tiene ninguna intención en romper con la derecha. Frente a estos atropellos, cabe destacar que Vilela y Javo Ferreyra se opusieron en un primer momento para luego acoplarse sin sacar ninguna declaración pública. Esta izquierda vacilante tiene que romper con la burocracia y sumarse a la lucha por una tendencia revolucionaria del PT. Para terminar, es importante destacar que entre las “modificaciones de última hora” también se incluye en el estatuto la reglamentación (o sea, desnaturalización) del derecho a tendencia (como a otras formas) especificando sólo los requisitos obligatorios pero sin dejar en claro qué derechos se tendría en cada caso. Es decir que, dado que la AMR es la única agrupación que planteó el problema, se trata de una respuesta directa contra nuestro pedido y una forma de amedrentamiento para que nadie más pretenda levantar su voz en disidencia con la futura dirección (sin muchas vueltas, para ser “fracción” directamente exigen como condición excluyente tener dos miembros de la dirección nacional). Convocamos a las y los trabajadores a propiciar la mayor discusión de Programa, movilizarnos masivamente al Congreso de Fundación para construir un PT Obrero y Socialista. LUCHEMOS POR UN PT OBRERO y SOCIALISTA En relación a los estatutos y el "programa de gobierno", como AMR queremos dejar constancia que rechazamos por principio el hecho de que la constitución del PT esté condicionada por la tutela de la justicia electoral y, por el contrario, planteamos la más plena autonomía para desarrollar el debate democráticamente sobre la naturaleza revolucionaria o reformista del PT (destrucción por medio de la violencia REVOLUCIONARIA del Estado burgués o, por el contrario, gobierno del Estado burgués, a eso algunos dirigentes le dice “toma del poder”) y, una vez discutido nuestro programa, proponemos que se abra un periodo posterior donde se elabore una propuesta acorde a la legislación vigente para que no nos proscriban. Como AMR, declaramos que un “programa de gobierno” no puede estar acorde a la constitución y la normativa vigente, en tanto partido político (PT), no es una institución estatal para enchalecar a los obreros sino una institución obrera para aplastar el Estado burgués. Lo contrario sería negar la contradicción irreconciliable entre el partido obrero y el Estado burgués y negar el principio de doble poder que encierra la lucha de clases de generar órganos de democracia directa (Soviets, Asambleas Populares,etc.). Básicamente, negar la lucha por la Dictadura del Proletariado es prepararse para aplastar la lucha obrera y popular en nombre de la “defensa de la democracia”. Es prepararse para ser los Lechines de Bolivia – o sea, el dirigente que ahogó y frustró la Revolución Obrera más importante de nuestro Continente (1952). No es casualidad, entonces, que se señale que el principal método de lucha de la clase obrera son las “marchas”, desconociendo las experiencias de acción directa que sistemáticamente protagonizamos los trabajadores bolivianos con bloqueos, ocupaciones, milicias, insurrecciones e incluso secuestros del personal directivo en los lugares de trabajo. Y, a su vez, proponen un “programa mínimo” como “programa de gobierno”, demostrando que dejan la revolución social para un futuro indeterminado, son socialistas de palabra al igual que el Vicepresidente Garcia Linera, que deja a un futuro lejano la posibilidad de lograr el Socialismo, mientras se alía con el capital transnacional y local. La propuesta que se presentará a los Congresistas en Huanuni, es exactamente lo contrario a un programa de transición: se declaran subordinados y respetuosos a la Constitución y no reivindican la propia experiencia de lucha de los trabajadores de Bolivia y el mundo entero. Como AMR nos oponemos a esta política reformista. A su vez, ha quedado en el candelero la indicación (varias veces repetida) de Trujillo y de Pérez de mantener la “independencia sindical del PT”, o sea, que el PT sea independiente de la COB. Como AMR, rechazamos cualquier tipo de independencia entre la COB y el PT porque si el PT tiene algún sentido es que justamente expresa un acuerdo de las tendencias mayoritarias que intervienen en la COB, de su núcleo mas avanzado, para impulsar el desarrollo de una diferenciación política de la clase obrera con respecto la burguesía en el terreno de la lucha política directa contra los partidos patronales. La idea de que la COB podría ser independiente del PT, por lo tanto, no sólo le quita cualquier factor progresivo y lo transforma en una cáscara vacía sino que es funcional a que prime la influencia burguesa sobre la COB: por eso no es casual que sus principales defensores sean las organizaciones campesinas de la COB que apoyan a Evo Morales. Claramente, la independencia de la COB “frente a todo partido” como figura en los estatutos está planteada en relación a un partido externo a la COB y no al partido que la propia COB decida crear. Lo contrario, sería querer bloquear la propia maduración del propio movimiento obrero. Lo mismo vale en relación a los “izquierdistas” que pretenden igualar al PT con un partido leninista y aplicar un régimen “centralista-burocrático”. Basta recordar que esa es la posición de García Linera para el MAS: propone un partido de cuadros pero con un programa y una dirección nacionalista pequeñoburguesa. Nosotros, defensores de la teoría marxista de partido, planteamos que el método organizativo del PT debe ser subordinado a la COB para combatir su desnaturalización a manos de la burocracia (ya hubo experiencias fallidas como el PT de Brasil, el Labour Party de Inglaterra o el propio PRIN de Juan Lechín que rápidamente apoyó el golpe militar contra el MNR en los 60’s), que debe ser ampliamente democrático, porque desconfiamos abiertamente de la dirección, y de masas, para lograr incorporar la mayor cantidad de sectores obreros a esta lucha. La “declaración de principios” del IPT no parte de una caracterización de la actual crisis capitalista mundial, a la que se refiere pasajera y superficialmente, diluyéndola dentro de un “desastre medioambiental” (un proceso de décadas o, si creemos a Marx y Engels, de los últimos siglos), que no caracteriza específicamente a la actual fase de la crisis del capital, desastre del que serían responsables las “transnacionales capitalistas”. Con el adorno de una referencia constante al “socialismo” y al “anticapitalismo” se desliza así un planteo de naturaleza nacionalista, reafirmado en el punto 8 del documento, que plantea el “rechazo rotundo (sic) a la injerencia extranjera transnacional, a través de sus empresas” (demonizadas no por ser capitalistas, sino por ser extranjeras). El propio capitalismo es caracterizado, con resonancias claramente católicas e “indigenistas”, como teniendo por base la “actitud de carácter individualista... la realización personal egoísta” (lo que puede ser atribuido a cualquier persona en cualquier circunstancia social), no la extracción de plusvalía por el capital mediante la explotación del trabajo asalariado, y la subordinación a ella de todas las formas de opresión social. Por último, la cuestión del internacionalismo es una prueba de fuego que separa a las organizaciones obreras enfeudadas a su propio Estado burgués, y los intereses de su clase dominante y las que se agrupan a escala internacional para defender a la clase trabajadora contra la bancarrota capitalista. El internacionalismo proletario es lo que separa definitivamente al nacionalismo pequeñoburgués ocasionalmente radicalizado del marxismo revolucionario. Implica la defensa de la revolución socialista en su auténtica dimensión a escala planetaria. Desde este punto vista, que el PT retome la pelea por una Internacional Obrera Revolucionaria – la IV Internacional – es una pelea estratégica que implica en sí misma toda una definición de principios sobre la verdadera naturaleza del nuevo partido. POR UNA DIRECCIÓN PROVISORIA: QUE TODAS LAS CORRIENTES Y SINDICATOS FORMEMOS PARTE DE LA DIRECCIÓN DEL PT PARA QUE TODAS LAS VOCES SEAN ESCUCHADAS Es en función de todo lo expuesto que, por lo tanto, desde la AMR proponemos que en el congreso de fundación no se vote dirección sino que se constituya una dirección provisoria donde estén representadas todas las corrientes políticas de forma proporcional teniendo, como mínimo, 1 delegado cada una, teniendo en cuenta que: a. El estatuto estipula que para conformar una dirección haya 44 titulares y 22 suplentes. Por lo que, naturalmente, esa cantidad de candidatos no se pueden juntar en menos de 4 días y cuando numerosas CODs y sindicatos que las integran no conocen aún los documentos. b. No se conoce previamente y públicamente cuáles serían los candidatos por los distintos sectores. Es decir, puede concluir en una componenda al margen de un debate político público que delimite posiciones. c. En el caso de que "no se haya discutido nada previamente y todo se vote en el momento" consideramos que se trata de un mecanismo errado porque le quita toda centralidad al debate programático y se prioriza, unilateralmente, la cantidad de delegados que lleve cada candidato dejando de lado cuál sería el objetivo político con que cada uno se presenta. De esta forma se garantiza: a. Que estén representadas todas las opiniones (lo cual le da más legitimidad y más fuerza al PT) b. Eliminar o al menos atenuar cualquier distorsión o vicio en el proceso de convocatoria y fundación dado que, teniendo en cuenta los claros errores donde las minorías no pudieron participar de la elaboración que hizo la mayoría desde la Comisión Política-Gremial, se plantea un mecanismo contemplativo y plural. Para esto tomamos en cuenta también lo que la LOR-CI, organización a la que pertenece el compañero Javo Ferreira, miembro de esta Comisión Política-Gremial, señala como la "naturaleza cupular del PT" y que, entendemos, debe ser superado inmediatamente. c. En conclusión, que la homogeneidad de la dirección del PT no sea decretada por una votación sumaria para cumplir con los plazos impuestos por la justicia electoral sino que cada tendencia pueda exponer sus puntos de vista en igualdad de condiciones hasta un congreso donde se consolidará una mayoría democráticamente electa sobre la base de la propia experiencia política del PT y todos sus militantes. LLAMAMOS A LOS SINDICATOS Y ORGANIZACIONES DE IZQUIERDA A ROMPER CON LA BUROCRACIA DE LA COB Y FUNDAR LA TENDENCIA REVOLUCIONARIA DEL PT Llamamos a los Sindicato, Federaciones, Confederaciones, las CODs, las CORs y las organizaciones de izquierda que estén de acuerdo con todo este planteo, a que se pronuncien a favor de la formación de una plataforma revolucionaria dentro del PT y a que escriban sus propias declaraciones públicas sumándose a la lucha por un PT obrero, revolucionario, antiimperialista, internacionalista, democrático y de masas. Ante la fundación del PT, han quedado los sectarios que igualan sus propias conclusiones a las del proletariado boliviano y pretenden decretar la independencia de clase detrás del “partido-programa”, se abstienen de una intervención política en la lucha de clases real. Al POR, Centro de Estudios César Lora y la Agrupación Revolucionaria los llamamos a romper con esta política liquidacionista y sumarse a la estructuración de una tendencia. Si estamos aislados, es también en buena medida porque ustedes han decidido desertar de la pelea por un PT revolucionario. Y del otro lado también están quienes desde adentro del PT rechazan la constitución de una tendencia revolucionaria porque han priorizado como tarea táctica, llegar a un acuerdo con la burocracia a cambio de que le den un espacio. Entre ellos están en primer lugar LOR-CI y, junto a ella, el MST, La Protesta e incluso también los hasta ayer fervientes evomoralistas como ASR, La Chispa. Por último, un lugar distinto ocupa Lucha Socialista quien formalmente se coloca por fuera del acuerdo con la burocracia pero pretende desarrollarse “construyendo el PT”. Frente a todos ellos, la AMR ha marcado un rumbo de clara independencia política ayudando a los trabajadores que quieren construir su propio partido político por medio de la pelea para que el PT adopte como propio un programa de transición para la revolución socialista. Con este método auténticamente socialista, la AMR apuesta a construir esa tendencia revolucionaria y sienta posición para las próximas luchas políticas. Si es absolutamente cierto que la fundación del PT, es un paso necesario en la diferenciación de los obreros con respecto a la burguesía, también es igualmente cierto que es necesario procesar la diferenciación de las tendencias clasistas y combativas con respecto a la burocracia sindical que refleja la presión de la clase capitalista sobre el nuevo partido en formación. Desde este punto de vista, como AMR llamamos a los trabajadores y la izquierda que han sacado la conclusión estratégica de romper con la burguesía a dar un paso más y agruparse. Apostamos porque el PT se convierta en un partido obrero revolucionario con influencia de masas, único Instrumento Político de los Trabajadores que permitirá la transformación revolucionaria de la sociedad bajo la Dictadura del Proletariado apoyada en los campesinos. Pongamos en pie, entonces, la tendencia revolucionaria del PT. 06/03/13 A.M.R. AGRUPACIÓN MARXISTA REVOLUCIONARIA PRIMERA RESOLUCION EXPRESA EL PT LUCHARA POR EL SALARIO: EL PT SE TIENE QUE FUNDAR CONVOCANDO ASAMBLEAS Y UN PLAN DE LUCHA DE LOS SINDICATOS El principal desafío de este congreso es impulsar en los sindicatos la convocatoria inmediata de asambleas y un plan de lucha. La dirección de la COB ha iniciado la negociación salarial con el gobierno de Evo Morales. En declaraciones publicadas por los medios de comunicación, “Solares dijo que este pliego no pretende ser fundamentalmente ‘salarialista’ como tradicionalmente lo era, pues ahora se espera conseguir respuestas positivas a otras demandas. Considera que la Ley de Pensiones será un tema crucial en la negociación” (Opinión, 03/02/2013). Rechazamos cualquier forma de restringir el derecho a huelga: por lo cual nos parece equivocado la propuesta de la COB para la estructuración de una Comisión que de “la valoración para determinar la legalidad o ilegalidad de una huelga esté a cargo de un órgano independiente del poder ejecutivo, siendo necesario la emisión de una norma legal”. Cualquier órgano por más “independiente” para determinar la legalidad o ilegalidad de una huelga, caerá bajo el control del Estado y el poder económico de las patronales, cuando lo que debería estar prohibido es la ilegalización de las huelgas. Esto es muy grave si tenemos en cuenta que el gobierno de Evo Morales no quiere ceder ante el reclamo salarial: “el ministro de Trabajo, Daniel Santalla, declaró ayer que aún se analiza el pliego que la Central Obrera Boliviana (COB) entregó al presidente Evo Morales la pasada semana, aunque dejó claro que en el tema salarial está descartado que se otorgue un salario mínimo superior a los 8.000 bolivianos, como pide el sector laboral” (Los Tiempos, 15/02/2013). A su vez, el gobierno insiste con su Ley de Pensiones, que desconoce el reclamo histórico de aumento de las jubilaciones. Por otro lado, la Ley de Educación Avelino Siñani ratifica la educación privada y cuenta con el apoyo explícito del imperialismo: el BID ha financiado con 40 millones de dólares al gobierno de Evo para aplicarla. La Ley de Empresas Públicas implica la introducción de las empresas estatales en el sistema de endeudamiento financiero, lo que constituirá un gran negociado para los especuladores. Desde el PT, llamamos a todos los sindicatos y a las organizaciones de izquierda a impulsar asambleas en los lugares de trabajo para PREPARAR un acción política organizada, con Plan de Lucha (Pliego Nacional de la COB) y resolver qué medidas de lucha vamos a llevar adelante para pelear por todos los reclamos contra los ataques del gobierno de Evo Morales. El Congreso de Fundación del PT resuelve, impulsar con ocupaciones de empresas, bloqueos, movilizaciones y la huelga general, por todas las reivindicaciones que están planteadas: SALARIO IGUAL A LA CANASTA BÁSICA FAMILIAR; RESPETO A LA JORNADA LABORAL; PLENA LIBERTAD DE ORGANIZACIÓN SINDICAL Y DERECHO A HUELGA. ABAJO LA LEY DE PENSIONES SEGUNDA RESOLUCION EXPRESA EL PT DEFINE LA LUCHA POR LA NACIONALIZACIÓN 100% SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO DE COLQUIRI La lucha de Colquiri ha dejado en claro que Evo Morales busca defender a los PROTO PATRONES cooperativistas contra la lucha de los mineros por la nacionalización 100% de Colquiri. Rechazo a la negociación con el gobierno, que dentro del punto de la minería y la metalúrgica, nos quiere imponer la consigna “respeto a la declaratoria de reservas fiscales mineras en cumplimiento a la CPE”. El articulado de la CPE (Constitución Política del Estado) al que hace referencia determina que “la migración de las concesiones a un nuevo régimen jurídico en ningún caso supondrá desconocimiento de derechos adquiridos” y luego reafirma su carácter patronal en su inciso IV, que explica que “el Estado reconoce y respeta los derechos pre-constituidos de las sociedades cooperativas mineras, por su carácter productivo social”. La cita de la Constitución deja claramente que este dialogo parte del principio de sostenimiento de la política del gobierno de Evo de reconocerles derechos a los explotadores capitalistas. Los propios medios de comunicación señalan que “la intención gubernamental de restaurar la reserva fiscal no modificará sustancialmente la orientación del Código Minero vigente, aprobado en el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, porque no afectará las concesiones pre constituidas, es decir que garantizará la estadía del capital transnacional y apuntalará su liderazgo en el sector” (La Patria en Línea 3/02). Sobre la Ley de Minería ha hablado Evo Morales recientemente, y en la cita del medio Los Tiempos del 18/01/2013 aparecen las negociaciones en curso con la dirección de la COB y Evo, relatadas por el presidente: "Si hablamos de la ley de minería tenemos el sector estatal, tenemos sector privado, tenemos sector cooperativistas y tenemos que ponernos de acuerdo, la propuesta que me hizo el compañero Trujillo me parece importante, una cumbre minera de los sectores a la cabeza de la COB y nos pongamos de acuerdo y enviemos rápidamente para enviar una nueva ley de minería a las Asamblea Legislativa". Denunciamos, por lo tanto, la política del gobierno de comprometer a la COB, ENTE MATRIZ DE LOS TRABAJADORES de cerrar una Ley de Minería que mantenga la propiedad privada capitalista en la minería. En este mismo sentido La Prensa del 04/01/2013 sostiene que “sobre las leyes de hidrocarburos y minería no se ha dicho nada salvo que esta última sería mixta; es decir, un instrumento legal que permita la coexistencia del sector estatal con el cooperativizado”. Rechazamos esta consigna y planteamos que lo que corresponde es que el PT impulse asambleas obreras de la FSTMB para que discutan y resuelvan un plan de lucha por la NACIONALIZACIÓN 100% SIN PAGO Y BAJO CONTROL OBRERO DE COLQUIRI, Y LA NACIONALIZACION DE TODAS LA OPERACIONES MINERAS. TERCERA RESOLUCION EXPRESA CONTRA LA RE-REELECCIÓN DE EVO, VAMOS POR UN GOBIERNO OBRERO Y CAMPESINO. REPUDIAMOS LA INTEGRACIÓN DE NUNI AL GOBIERNO DERECHISTA DE LENS EN EL BENI. QUE EL PT CONVOQUE A LA CONAMAQ Y LA CIDOB A UN FRENTE ANTI-IMPERIALISTA PARA LAS ELECCIONES DE 2014 Evo Morales y el MAS han lanzado el operativo político para imponer la re-reelección de Evo en 2014. Para ello, han aprobado en el parlamento, el 6 de febrero de 2013, una “Ley de Aplicación Normativa” de la CPE, donde se habilita la re-reelección tanto de Evo Morales como de su vice-presidente. La tentativa reeleccionista se ubica en un marco político e histórico determinado: la iniciativa contra el gobierno ha pasado de estar en manos de la derecha y la oligarquía, a estar en manos de obreros y campesinos. La derecha, que se opone a la reelección, está disgregada y ninguno de sus posibles candidatos supera el 15% de intención de voto para 2014. El MAS ha retrocedido políticamente ante la movilización obrera y campesina que durante los últimos 2 años viene marcando la agenda política en Bolivia. El propio surgimiento del PT en este marco es un síntoma de esta situación. Por lo tanto, Evo Morales y García Linera quieren asegurarse su reelección, no para enfrentar al imperialismo y nacionalizar los hidrocarburos, sino para restablecer la autoridad estatal contra la rebelión popular. A su vez, la intentona reeleccionista pone de relieve la fragilidad del propio MAS y los rasgos bonapartistas del gobierno nacionalista, que ha sido incapaz de desarrollar una fuerza política consistente y que depende fuertemente de la autoridad política y personal del propio Evo Morales. El PT se tiene que oponer a la re-reelección en oposición al reforzamiento de la autoridad estatal contra las masas. Evo Morales y García Linera no son ninguna garantía para enfrentar al imperialismo y a la derecha golpista: muy por el contrario, fueron ellos los que sistemáticamente trabajaron para desmantelar la insurrección popular, salvar a la derecha frente a las masas e impedir la satisfacción de la agenda de octubre. Por la misma razón, mucho menos corresponde que las organizaciones populares pacten con la derecha “para sumar fuerza contra Evo”. Nos referimos, claramente, a la reciente integración de Pedro Nuni (Frente Para la Victoria-CIDOB) al gobierno derechista de Carmelo Lens (Primero Beni-partido dirigido por Ernesto Suárez y quien fuera candidato por Podemos – el partido de Tuto Quiroga y heredero de la ADN de Hugo Bánzer). En primer lugar, queremos señalar que la identificación entre “defender el TIPNIS” y “pactar con la derecha para obtener la Secretaría de Pueblos Indígenas de la Gobernación de Beni y el cargo de Subgobernador del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS)” es evidentemente falsa porque no sólo no se consigue nada (la situación sigue exactamente igual) sino que se regala una arma fenomenal al gobierno de Evo dado que la derecha ha sido enemiga histórica de los pueblos originarios. En este sentido, cabe destacar que la “sub-gobernación” nada tiene que ver con la autonomía del TIPNIS porque su único objetivo es “sentar presencia física para el desarrollo indígena y asumir la defensa de la territorialidad de Beni por los conflictos limítrofes con Cochabamba”.¿Dónde quedó, entonces, la lucha por el TIPNIS en manos de Nuni? En administrar la caja del Estado bajo las órdenes de la derecha. En segundo lugar, Nuni se justifica diciendo que “la decisión es orgánica, pues la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB) lo decidió”. Esto es una impostura total porque el hecho de que un sector de los compañeros lo apoye porque están confundidos no significa que sea justificable. Es no querer asumir la responsabilidad personal de la traición que está cometiendo contra la candidatura independiente que presentó en las elecciones y con el total conocimiento de que hay sectores de la CIDOB que están en contra y que la propia CONAMAQ se pronunció como tal en contra del acuerdo. Por último, y tal vez lo más grave, es que la integración de los pueblos originarios al gobierno de la derecha responde a un operativo político para tratar de salvar a una derecha que está en retroceso electoral y pretende sumar fuerzas para las elecciones a 2014. De hecho, así lo considera el propio líder del partido de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina. Y su conclusión fue convocar “a los indígenas y al Movimiento Sin Miedo (MSM) a ser parte del bloque de oposición, para conformar una sola alternativa que pueda ser presentada en las futuras elecciones generales de diciembre 2014, y de esta forma hacer frente al Movimiento Al Socialismo. Este proceso de unidad tiene que continuar en nuestro país y consideramos que tienen que estar en un proyecto de esta magnitud los indígenas y otros sectores de las clases medias”. En el mismo sentido se pronunció la dirigencia del MSM. Por lo tanto, la derecha y la centro-izquierda ya están operando para evitar que la ruptura de la CIDOB y la CONAMAQ con Evo evolucione en un sentido de ruptura con los partidos patronales y, por el contrario, pretenden integrarla a un planteo de colaboración política con la oposición de derecha similar a lo que sucede con la CONAIE en Ecuador. Por lo tanto, está planteada una disputa política abierta por ver quién logra colocar de su lado a las centrales campesinas en ruptura por la lucha del TIPNIS. Sólo hay dos opciones: con la burguesía pro-imperialista o con la clase obrera y el PT. A partir de estas consideraciones, desde el PT planteamos que contra la re-reelección de Evo tenemos que la luchar por poner en pie un frente revolucionario antiimperialista con la CONAMAQ en primer lugar (dado que ya rechaza el acuerdo con la derecha) y, luego, avanzar en que la CIDOB. Esta lucha no sólo debemos darla por la independencia del movimiento campesino sino por el propio futuro del PT. Sería una perfecta impostura hablar de la “independencia de clase” en abstracto sin repudiar explícitamente el pacto entre Lens-Nuni en el Beni, Esa misma campaña el PT debe desarrollar ante las organizaciones campesino-indigenas afiliadas a la COB, CSUTCB, INTERCULTURALES y Bartolinas Sisa. Es nuestra obligación como partido obrero convocar a las organizaciones que hablan en nombre de los campesinos a separarse políticamente de la burguesía. De esta forma, defendemos la alianza obrera-campesina y nos dotaremos del frente necesario para llevar al triunfo la agenda de octubre de 2003, dar satisfacción a todos los reclamos populares y establecer un gobierno obrero y campesino que conquiste la liberación nacional por medio de la expulsión del imperialismo.

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes