18 de diciembre de 2008

Crisis política antes de llegar a la Casa Blanca

ESTADOS UNIDOS
Crisis política antes de llegar a la Casa Blanca
"Vacío en el corazón del gobierno"

Por Luis Oviedo

Barak Obama designó lo que la prensa calificó como un "gabinete de estrellas". Nombró a Hillary Clinton secretaria de Estado; a Eric Holder fiscal general, cargo que por primera vez ocupará un negro. A Robert Gates, secretario de Defensa de Bush, lo mantendrá en el cargo. Nombró consejero de Seguridad a Jim Jones, un ex comandante de la Otan que hizo campaña por McCain. En el área económica colocó a Tim Geithner, hasta ahora presidente de la Reserva Federal de Nueva York, al frente de la Secretaría del Tesoro; y a Larry Summers, jefe de la Tesorería con Bill Clinton, jefe de sus asesores económicos.

Con los "grandes nombres" llegaron las críticas. La designación de Gates y Jones "ultrajó a la izquierda" demócrata y fue aplaudida por los neoconservadores, dice The Economist (6/12). Son, dice un observador, "las primeras desilusiones" (Corriere della Sera, 27/11).

Sobre las designaciones del área económica, la agencia especializada Bloomberg indica que "para apagar el incendio de la crisis financiera, Obama llamó a gente que antes contribuyó a que se generara" (Clarín, 30/11). Efectivamente, Summers dirigía el Tesoro cuando se derogó la ley que establecía una separación entre la banca comercial y la banca de inversión; la derogación de esa ley, que permitió a los bancos comerciales realizar operaciones que hasta entonces tenía vedadas, "condujo a que se crearan megabancos como el Citigroup" (ídem). Geithner, por su parte, desde que asumió su cargo en 2003, "fue el principal enlace de la Fed con el sector bancario en momentos en que despegaban la titulización y los créditos hipotecarios de alto riesgo" (ídem).

Vacío de poder

Lo que realmente importa, sin embargo, no son los secretarios. El presidente electo tiene que llenar "el vacío en el corazón del gobierno" dejado por el hundimiento de la presidencia de Bush (The Economist, 6/12).

Pero en los primeros días de su ejercicio del poder efectivo, Obama sufrió dos "severos cachetazos políticos" (La Nación, 13/12).

El primero fue el escándalo con el gobernador de Illinois Rod Blagojevich, acusado de intentar "subastar" la banca que Obama deja libre. Obama le pidió que renunciara a la gobernación; Blagojevich decidió seguir en el cargo.

El segundo "cachetazo" fue el colapso del plan de rescate de las automotrices, que no pudo pasar la aprobación del Senado. Los senadores desconocieron el llamado directo de Obama a aprobar el salvataje.

Obama "acaba de quedarse sin una tajada de su poder cuando aún no ingresó al Salón Oval", dice el corresponsal de La Nación (13/12) en Washington.

La "transición" entre un presidente constitucionalmente en el cargo, tragado por el "vacío de poder", y un presidente electo que comienza a perder su autoridad antes de jurar, está en crisis. Y todavía quedan 35 días por delante.

La crisis económica se ha transformado en crisis política...

(Prensa Obrera 18 de Diciembre de 2008)

Reacciones:

0 comentarios(2):

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes