23 de noviembre de 2010

polémica con el indigenismo:


El texto que hoy ponemos a consideración de los lectores es el resultado de un debate generado por un texto precedente que se publico a principios de año.
Las palabras del canciller de la república David Choquehuanca cuando recomienda que no es necesaria la lectura de libros y que sólo bastan las vivencias de los abuelos constituye un síntoma inequívoco de la influencia que aún tienen algunas lecturas indigenistas e indianistas de la realidad. En términos de la teoría del conocimiento, supone no sólo el retorno a un empirismo y naturalismo despasados, sino al desconocimiento y defenestración del proceso cognoscitivo en la ciencia y la investigación científica en todas las regiones de la realidad. El texto de ninguna manera es una reedición del texto precedente que se publico a principios de año, sino que es una consecuencia del mismo, pues, tuvo la virtud de generar el debate con el indigenismo e intelectuales que se reivindican de “indianistas” e incluso con algunas corrientes “marxistas” y nacionalistas que apoyan los actuales procesos populistas en el continente.

En el mes de mayo del presente año, se realizo un coloquio organizado por el periódico PUKARA que reivindica el indianismo en el “Goethe Institute”, en este evento al que siguieron otros, salieron a la luz varios temas que sin duda no se puede dejar pasar. Dado que casi todos los invitados de Pukara, ideológicamente tenían origen en el indianismo o en corrientes de pensamiento que enfatizan en el “indígena” como el “sujeto de la historia”, no puede causar sorpresa que el centro del debate no haya sido precisamente las limitaciones de la “cosmovisión andina”, sino el marxismo y su vigencia actual.
En el evento salieron a relucir un conjunto de cuestionamientos al marxismo además de otros que ponen en duda sus sustentos teórico conceptuales, temas que van desde la estructura social del Incario, que algunos divulgadores del “pensamiento andino” difunden como una sociedad homogénea, donde habría imperado un equilibrio, no sólo en el entorno natural sino social, hasta la vigencia de la teoría del valor de Marx o las nociones de modo de producción, dialéctica y contradicción antagónica que supone la concepción marxista de la historia, la misma que explica a partir de la lucha de clases el proceso histórico, además de otros temas ligados con la cuestión nacional en Bolivia. Y sobre todo una constante que hace referencia al fracaso de los procesos de transición al socialismo que concluyo con la caída del muro de Berlín; además del criterio común a estas corrientes críticas al marxismo local, que habla del escaso aporte de los marxistas al desarrollo de una conciencia revolucionaria en el país.
En el texto tratamos de dar una respuesta a todos estos criterios, desde una definición de dialéctica hasta una respuesta al problema epistemológico planteado por el naturalismo andino ¿Es posible conocer la realidad a partir de las arrugas de los abuelos? Tal como plantean las corrientes del “indigenismo pachamámico” o es necesario, además del conocimiento sensorial la abstracción mental, ¿Cuál es el punto de partida del conocimiento de la realidad social? ¿La subjetividad de los hombres, sus vivencias o las circunstancias materiales bajo las que desarrollan sus vidas?

El desconocimiento de algunas nociones esenciales al marxismo como el concepto de dialéctica o contradicción, contradicción antagónica constituye un síntoma revelador del bajo nivel de la crítica anti marxista.

El texto que hoy publicamos contiene además de nuestra respuesta a estas de corrientes ideológicas algunas intervenciones de los asistentes al evento, la mayoría invitados de Pukara, salvo la presencia de algunos compañeros de patria Insurgente que siguieron este ciclo de debates.

Jorge Soza S.

Reacciones:

0 comentarios(2):

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes