10 de diciembre de 2010

Lula y K ‘reconocen' al ‘Estado' palestino

En el caso de Lula, su tarea en estos días es despejar de litigios el terreno para su ‘polla', Dilma Roussef, quien asumirá el gobierno el próximo enero. En el caso de Argentina, se trata de no quedar al margen de Brasil. En los próximos días, cuando el uruguayo Mujica haga lo mismo, el propósito será seguir a los socios del Mercosur. ¿Pero es verdad que estos tres han reconocido a un Estado palestino?
Primero, el Estado palestino no existe; la expresión Autoridad Palestina alude a una entidad sin soberanía política. Cisjordania continúa anexada a Israel, que, además de construir en ella asentamientos habitacionales que reúnen a cerca de medio millón de personas, se vale cuando lo necesita del ejército y la policía. Esa Autoridad tiene otro defecto, que consiste en que no tiene autoridad alguna, esto porque el mandato de sus autoridades se encuentra vencido. No convoca a elecciones porque Israel no permitiría la concurrencia de Hamas -mucho menos que pueda ganarlas. El territorio de Gaza, parte del ‘Estado' palestino, no está alcanzado por la Autoridad Palestina. La policía de la Autoridad se encuentra supervisada, oficialmente, por la CIA y el Mossad.
Segundo. En las condiciones referidas, Lula y K han ‘reconocido' a una Autoridad que no es tal, porque no está reconocida por su propio electorado y significa, por lo tanto, una proscripción contra Hamas. Otorgan autoridad para negociar con Israel a quienes carecen del mandato y de la confianza constitucional de su gente. En los principios políticos del movimiento nacional palestino, la soberanía política y el derecho a voto incluye a la comunidad exiliada -algo que Lula y K no contemplan.
Tercero. Los ‘próceres' que supimos conseguir dicen ‘reconocer' a la Autoridad Palestina como Estado de acuerdo con las fronteras que surjan de las negociaciones entre las partes. El texto de Argentina lo dice en forma explícita; el de Brasil lo implica. Los K hacen, de nuevo, la peor parte. O sea que ‘reconocen' lo que al final de cualquier negociación será un territorio mutilado, cortado por puestos de control israelíes, con una parte considerable ocupada por colonos israelíes y sus fuerzas de seguridad. Lo que parece un ‘reconocimiento' a la independencia de Palestina es un reconocimiento de la ocupación israelí.
Cuarto. ¿Por qué hacen, entonces, algo que no implica nada? Ocurre que, desde hace aproximadamente un año, un ala de la Unión Europea (cuyo vocero es el diario Le Monde) está alentando la decisión del primer ministro de la AP de declarar en forma unilateral la soberanía de la Autoridad Palestina sobre la jurisdicción que ejerce en Cisjordania. Salam Fayad ha sido funcionario de los organismos internacionales de crédito y hombre de paja del Departamento de Estado norteamericano. Su tesis es que la soberanía sobre un Estado mutilado se alcanzará como consecuencia del desarrollo económico de su zona -para lo cual ha obtenido créditos de los emiratos árabes, Arabia Saudita, fondos de inversiones y el Banco Mundial. Ya ha desarrollado algunos emprendimientos inmobiliarios espectaculares; quiere hacer de la zona una mini-Líbano y hasta un paraíso fiscal. La declaración unilateral de soberanía busca forzar una salida a una negociación de ‘paz' que se arrastra sin futuro y que sirve a la colonización sionista. El ‘reconocimiento' mercosureño no es un acto autónomo, sino parte de una maniobra internacional de una parte significativa de la diplomacia imperialista.
Quinto. Obama denunció el ‘reconocimiento' como "prematuro", es decir que se sirve de él para extorsionar al gobierno de Israel para concluir rápido un acuerdo con la AP, que no será ni remotamente un reconocimiento de las fronteras de 1967 y una capital palestina en Jerusalén -sino ese territorio fragmentado de hoy, la admisión de gran parte de los colonos y el control de la seguridad y del espacio aéreo por Israel. Para la derecha sionista, ¡esto sería una capitulación! ¿La razón? Pretende echar a los palestinos de Cisjordania, como lo plantea aún hoy el programa histórico del partido Likud del ‘premier' Netanhayu -y como lo implica la reciente definición de Israel como "Estado (exclusivamente) judío". A esta gente nadie le reclama que cambien su Carta como se ha hecho con la OLP. Para la derecha de Israel, una población árabe organizada en una parte reducida del territorio de Palestina representa una "amenaza" demográfica, que podría poner en jaque al Estado sionista en un futuro. Para la derecha norteamericana, una distensión política en el Medio Oriente cuestionaría la militarización de la región y los negocios de armas. Para el conjunto del imperialismo, el control del Medio Oriente es vital para la ulterior conquista del Asia ex soviético.
Sexto. La inviabilidad de los "dos Estados" -demostrada en más de un siglo de colonización, guerras y rebeliones- ha liquidado al movimiento nacional palestino y produjo una descomposición creciente en el sionismo -como lo demuestra el copamiento político del Estado por elementos fascistas y el fundamentalismo clerical. Las ‘negociaciones de paz' no ‘distienden', sino que tensionan hasta el extremo la cuestión nacional y el impasse internacional. La penetración del llamado ‘lobby sionista' en el aparato de Estado de Estados Unidos es la expresión subordinada de la completa colonización del Estado de Israel por el ‘complejo militar-industrial' norteamericano y por su derecha fascistizante del evangelismo cristiano y del Tea Party -¡que no han dejado de representar al antisemitismo en Estados Unidos! La bancarrota capitalista mundial acabará por demoler los restos del artificio de ‘dos Estados' y creará una terrible crisis política -y hasta el peligro de una tragedia. Este balance de la situación en Palestina confirma la tesis de la IV Internacional de que la única salida progresista es la constitución de una República democrática, única, laica y socialista en todo el territorio histórico de Palestina.
Jorge Altamira

PRENSA OBRERA

Reacciones:

0 comentarios(2):

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes