17 de octubre de 2011

Alison Spedding Junto a los medios y las trasnacionales y Contra los indios

Alison Spedding
Junto a los medios y las trasnacionales y
Contra los indios


Las dos ultimas semanas, hemos visto una poderosa ofensiva mediática que desde diversos ángulos, incluso aparentemente antagónicos se viene golpeando contra la marcha indígena del TIPNIS. Argumentos aparentemente irrebatibles, demostrarían la presencia de la ultra derecha en la marcha del TIPNIS. Estas “demostraciones” la realiza el gobierno con onerosos spot publicitarios donde afirman que la construcción de la carretera significaría aproximadamente el 1% de lo que habitualmente se quema solo en Sta. Cruz y solo por un año, y que la derecha imperialista usa a los indios para combatir el “proceso de cambio”. Acompañando esto, sectores de la intelectualidad universitaria, han salido a desprestigiar la marcha indígena, por varias razones, sin embargo un artículo de Spedding[1] ha tenido profusa difusión y causado algarabía en las filas de los busca pegas que hoy acompañan el “proceso de cambio” de algunos dirigentes y sus familias. Si los indígenas del TIPNIS han tenido que resistir esta ofensiva, hay otra tan peligrosa como la de Evo y sus amigos, y es la que comandan viejos representantes de la derecha tradicional: Doria Medina y Juan del Granado (ex socio del gobierno), quienes a nombre de la “Libertad de expresión”, la ecología y el medio ambiente y contra la corrupción pretenden instrumentalizar a los indígenas como lo ha hecho Evo Morales y García Linera desde palacio de gobierno.

Spedding contra los indios y con la policía del gobierno

¿Por qué tanta algarabía de los busca pegas? Porque la intelectual, se atrevió a decir lo que otros por pudor o disimulo deben callar. Lo primero que intenta es desacreditar la marcha, y lo hace, insinuando que no son de tierras bajas y si lo son, ¿cuantos se verían afectados? Habían tenido los indígenas bien bonitas “…carpas estilo iglú que no avergüenzan a ningúntrekker extranjero del camino del Takesi”, esta sola afirmación sorprende por lo vulgar. ¿Es que solo los extranjeros pueden tener estas carpas? ¿Los indios, está mal que la tengan? ¿Por qué? ¿Qué intenta sembrar con esta afirmación? Evidentemente con un inicio semejante en un momento en que todo el país esta discutiendo y dividido alrededor del TIPNIS, su intencionalidad política ya es clara, sin embargo al continuar leyendo, sus afirmaciones causan nauseas. Leamos lo que dice sobre lo sucedido a los niños y madres por causa de la represión de Evo, Sacha, García Linera y los busca pegas: “Curiosamente, aparte de algún ciudadano que llamó una mañana a la Radio Erbol , nadie ha dicho que fue una irresponsabilidad total de los dirigentes de la marcha dejar que las pobres madres con sus niñitos, más las que estaban embarazadas, quedaran en las proximidades del bloqueo de los colonizadores cuando, después del “jaloneo” con el Canciller, era obvio que iba a haber algún tipo de enfrentamiento, sea con los colonizadores o con la policía o con ambos. ¿Por qué no los retiraron en dirección a San Borja el sábado 24 por la noche? ¿O es que esos bebés y madres eran en realidad escudos humanos no declarados, y se les estaba poniendo en peligro intencionadamente con la idea que así se ganaría más apoyo? Como una estrategia mediática, no cabe duda que ha sido un éxito fantástico.
Pero ¿quién lo ideó? ¿Era justificado utilizar a población vulnerable para ese fin? Me ha dado asco ver tantas personas
llorando por esos niños y madres sin preguntar ¿quién les mantuvo en el lugar cuando se veía venir la represión, una represión nada fuera de lo común en docenas de marchas y bloqueos a lo largo de los años?” Cual si fuera del departamento de comunicaciones de la policía, la Sra. Spedding solo ataca a las víctimas, ni una palabra de condena a la acción policial, ni una referencia a como se amordazó a cientos de indígenas luego de golpearlos y tratarlos como ganado. ¿Por qué se marchó con los niños? Si Spedding siguiera las noticias vería que la marcha tiene una duración de casi dos meses ¿tendrían que haberlos dejado en el monte? ¿Cómo supone que deberían cuidarse esos niños? ¿O lo que nos dijo siempre la derecha, que las madres no tendrían que haber marchado? Seguramente la intelectual, nunca cuestionó en todas las anteriores marchas indígenas la llegada de familias enteras, es que ¿antes estaba bien? ¿Antes los neoliberales garantizaban que las marchas no eran reprimidas salvajemente? En todas las marchas de pueblos de tierras bajas se vino con niños y familias enteras, desconocerlo habla mal de alguien que pretende educar a los universitarios y si no lo desconoce entonces es un mentira consiente para descalificar a los indios. Peor aún. Spedding naturaliza la intervención policial, “era obvio que iba a haber algún tipo de enfrentamiento” si era tan obvio ¿Por qué Spedding no salió a denunciar el “inevitable” enfrentamiento? ¿Por qué no lo denuncia en su artículo? ¿Por qué no lo hizo después?. Spedding cuestiona a las victimas y no a los victimarios. Casi se asemeja a una situación en la que la víctima de una violación es acusada en la investigación en vez de cuestionar al violador, donde se pregunta porque la victima caminaba así o asa, o porque iba vestida de esa manera. Vomitivo tener intelectuales de este calibre.

Spedding, la geopolítica y el patético Eco de García Linera

En tan lamentable artículo, la intelectual, repite, sin detenerse a meditar si es correcto o no, las afirmaciones de García Linera según las cuales, sectores de derecha no quieren la carretera porque “Se sabe que la razón geopolítica (como dice el vicepresidente Álvaro García Linera) para la carretera propuesta es la conexión de Trinidad y el Beni directamente con Cochabamba y el occidente del país sin tener que pasar por Santa Cruz, y de esa manera deshacer el control que Santa Cruz ejerce sobre el departamento beniano. Esto en sí basta para explicar el apoyo de la Gobernación de Santa Cruz y grupos afines con la causa de “defensa del TIPNIS” rechazando la carretera. También explica porque Ernesto Suárez, -Gobernador del Beni y de hecho uno de los opositores más férreos del MAS- es uno de los pocos que no ha salido en defensa de la marcha”. ¿”Se Sabe”? No, no se sabe nada. Esa afirmación que repite es falsa. Si tanto les interesaba geopolíticamente esta carretera, ¿por qué no terminan de asfaltar la carretera La Paz-Trinidad? ¿La carretera fue diseñada durante el “revolucionario” gobierno de Evo? No. La carretera fue parte del plan geopolítico de los neoliberales de integración regional y el generoso financiamiento brasilero varios años atrás. Llama la atención que Spedding no haga referencia en ninguna forma, no solo a la declaratoria de 1/3 del TIPNIS como zona de explotación petrolera por parte del actual gobierno ¿está bien o está mal? ¿Por qué no brinda su opinión? ¿Qué opina del apoyo del empresariado cochabambino a esta carretera? La misma Spedding nos informa que el feroz neoliberal Suarez del Beni esta con el proyecto, seguramente por el tenor del articulo ella está con Evo, Suárez y los empresarios del valle.

¿Ambientalismo vs desarrollismo?

La intelectual, es ecologista de verdad, no como esos de la marcha que usan carpas de plástico. “Sobre el medio ambiente sólo voy a decir que la caridad empieza en la casa. Practico la agricultura ecológica en los Yungas y rehúso usar bolsas de plástico en las tiendas. Los que sí han marchado en defensa del TIPNIS sabrán analizar sus prácticas cotidianas y evaluar cuánto impacto ecológico tienen. Si son consecuentes en su cotidianeidad o lo compensan con el impacto objetivo (más allá del sentido subjetivo de auto complacimiento) de unas horas gritando consignas en la calle a favor del TIPNIS.” Sin embargo este debate sobre ecología y desarrollo, introducido y amplificado por la prensa oficialista y también la opositora, tiene la ventaja de banalizar las demandas indígenas. Tiene la ventaja de hacer fácil la labor de Evo y García linera, ya que es obvio que tanto Doria Medina, Del Granado, movimientistas, miristas y especies varias en extinción, nunca les importo ni la ecología ni los indios. El debate introducido por sectores de clase media sobre la ecología, rinde bueno frutos ¿Por qué? Porque si se habla de ecología y de pachamama, no se habla de trasnacionales, no se habla del petróleo, no se habla de la madera, no se habla de que tipo de desarrollo necesita el país, los pueblos indígenas de tierras bajas y los colonizadores. El merito de la marcha indígena, pese a los intentos de rancios neoliberales de aprovecharla, es precisamente que cuestiona un modelo de desarrollo capitaneado por las trasnacionales y las burguesías regionales de Cbba y Beni. Si esta carretera se realiza sobre la base del actual modelo de desarrollo, los colonizadores, indígenas o no, podrán trabajar de salchipaperos o anticucheros en los peajes y a la vera del camino, como decía un amigo, decenas de mujeres indígenas y colonizadoras trabajaran en lupanares que como hongos se inauguraran tal como sucede en la ruta del Chapare y otros venderán por monedas su fuerza de trabajo, ya no para recolectar frutos de los arboles como se burla Spedding, sino para las madereras que ahora si contaran con vías rápidas para sacar la madera, o en los cocales que seguramente también crecerán como hongos.
Nuestro país, necesita carreteras y desarrollo, pero ese desarrollo no puede ser el que siempre quisieron empresarios, banqueros y trasnacionales. Necesitamos carreteras, pero no para que Bolivia sea lugar de tránsito, saqueo de materia prima y mano de obra barata en producción marginal. Necesitamos hospitales, escuelas y carreteras, pero para “Vivir BIEN” y para esto lo primero es expulsar en serio a las trasnacionales, a las madereras, al imperialismo y sobre esta base, respetando el derecho de autodeterminación que tienen las naciones del TIPNIS (tampoco Spedding habla de este derecho, supuestamente reconocido en la CPEP y de carácter descolonizador) pensar en un plan de desarrollo al servicio de las grandes mayorías nacionales. El debate sobre ecología y desarrollo, es falso, son discursos ajenos a los indígenas, son propios de la clase media y tienen la ventaja de desacreditar rápidamente a los indígenas. Por todo esto no solo que hay que apoyar a la marcha del TIPNIS para que triunfe, cuestión que solo se puede lograr uniéndose con las barriadas obreras y populares de el Alto y La Paz, trasladando el conflicto a las ciudades, a los centros del poder económico y político, solo así, manteniendo una política absolutamente independiente del gobierno, los empresarios, la derecha tradicional y las ONG’s, se puede vencer. Por todo esto hay que estar en la marcha para combatir no solo al gobierno, al MAS y a las trasnacionales sino también a los arribistas de clase media y a los patronales como Medina o Del Granado, para evitar que los indios nuevamente sean instrumentalizados no solo por Evo y sus amigos sino por los viejos colonizadores.
Por eso, para evitar que las trasnacionales ganen de la mano de Evo, y para evitar que los derechistas hoy pachamamicos y ambientalistas copen la movilización es que llamamos a recibirlos y marchar.

Por Javo Ferreira dirigente de la Liga Obrera Revolucionaria
por la Cuarta Internacional (LOR-CI)

Reacciones:

0 comentarios(2):

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes