17 de octubre de 2011

Evo no acepta el triunfo del voto nulo, su primera derrota electoral Redacción Bolpress

HASTA LOS JUECES ELECTOS CON MIL VOTOS SON MÁS LEGÍTIMOS QUE LOS ANTIGUOS TRIBUNOS ELEGIDOS POR 157 LEGISLADORES DEL VIEJO CONGRESO, RAZONA EL VICE
Evo no acepta el triunfo del voto nulo, su primera derrota electoral
Redacción Bolpress
El Presidente Evo Morales encomió la masiva participación del pueblo en las primeras elecciones judiciales celebradas este domingo en Bolivia; y legitimó a las nuevas autoridades electas por “miles y miles” de votos, sin escuchar el mensaje de la gran mayoría ciudadana que voto nulo o en blanco.



“Estoy muy contento” por la gran participación ciudadana en la elección de jueces y por el “fracaso” de quienes intentaron “boicotear” la elección, celebró el Presidente Morales en un mensaje transmitido a las 9 de la noche del 16 de octubre.
“Lamentablemente faltó mayor información y socialización (en la campaña electoral previa)", reconoció Morales. El Vicepresidente dijo en la mañana que la campaña "ha tenido sus dificultades, lo ha admitido la Corte; es la primera experiencia de la que aprenderemos los errores; la comunidad internacional también está viendo los avances y las dificultades que estamos atravesando y con el tiempo iremos corrigiendo. Yo diría que por ser primera vez se ha cumplido lo mínimamente indispensable, se podía haber hecho mucho mejor la campaña, por supuesto aprenderemos."
A pesar de las deficiencias, Morales destacó que "la participación del pueblo boliviano fue todo un éxito”, lo que demuestra su voluntad de cambiar Bolivia e implementar la nueva Constitución. "Con el voto del pueblo vamos a seguir mejorando la justicia y continuará el proceso de profundos cambios estructurales en lo social y en la situación económica de bolivianos y bolivianas. Una vez electas las nuevas autoridades arrancará la nueva justicia que permita hacer justicia…”, dijo.
El Primer Mandatario pronunció un discurso triunfalista, pero su mirada y su rostro expresaban congoja. En anteriores elecciones Evo cantó victoria con una amplia sonrisa y bromeando con la prensa, pero en esta oportunidad habló menos de 10 minutos y se retiró sin responder preguntas.
La primera derrota electoral del MAS
Este domingo se hizo realidad la peor pesadilla del oficialismo: la elección judicial se convirtió en un plebiscito, y todo indica que los votos nulos y blancos ganarán con más del 51%. Según un sondeo en boca de urna realizado por la encuestadora Ipsos Apoyo para la red de televisión ATB, los votos válidos y blancos sumarían entre el 57 y 60% de los sufragios totales.
El estudio de Ipsos señala que en la elección de autoridades del Tribunal Constitucional se registró 44% de votos nulos, 17% de blancos y 38% de votos válidos. En el caso del Consejo de la Magistratura, los nulos sumarían 44%, los blancos 16%, y los válidos 38%. En la elección de jueces del Tribunal Agroambiental hubo un 44% de nulos, 16% de blancos y 40,7% de votos válidos.
“Hoy se ha pronunciado el país y la gran mayoría de ciudadanos hemos dicho que no vamos a aceptar la repartija de candidatos y los jueces impuestos por el MAS”, sentenció el líder del Movimiento sin Miedo (MSM) Juan del Granado. Si gana el voto nulo, todo el proceso carecería de legitimidad y el Presidente estaría obligado a escuchar este mensaje “claro y contundente”, planteó el jefe de Unidad Nacional (UN) Samuel Doria Medina.
Pero el gobierno del MAS interpreta de otra manera el sopapo electoral, el primero que recibe desde que Evo llegó a la presidencia en 2006. Según el Vicepresidente Álvaro García Linera, no se puede comparar la elección de jueces con una elección política de candidatos municipales o presidenciales: “Esto es otra cosa, es una elección con una dinámica muy distinta; por ejemplo no ha tenido la chispa y el picante de la contienda entre candidatos contrapuestos, no hubo debate y se dio otro tipo de participación de la gente”.
García Linera afirma que hace algunos años atrás 157 diputados y senadores del antiguo Congreso Nacional elegían a puertas cerradas a las máximas autoridades de las Cortes de Justicia del país; pero ahora es el pueblo quien designa a los jueces y “decide cómo funcionará la propiedad colectiva de la justicia”. “Esa es la gran diferencia de la elección de jueces por el pueblo”, complementa Evo.
Con esa lógica, el Vicepresidente afirma que “ya es una ganancia que más de 157 personas elijan a los miembros de la Justicia. Ojala (eligieran) los cinco millones (de votantes habilitados), quizás no van a ser los cinco millones, quizás serán cuatro, quizás serán tres, quizás dos, quizás un millón, no importa, pero cualquier cosa es más democrático que solamente 157 se loteen el Poder Judicial”.
La pregunta del millón es: ¿Cuán legítimos serán los jueces electos en caso de que los votos nulos y blancos superen a los sufragios válidos? Para el Vicepresidente, la legitimidad está en el hecho de que “más de 157 personas” eligieron a las autoridades del Órgano Judicial. Sin embargo, “no le pidan a un juez la votación del Presidente Evo de tres millones de votos; eso es una locura, una falta de ubicación y de sentido común”.
El ex vocal de la Corte Nacional Electoral y ex asambleísta de UN Jorge Lazarte reconoce que en cualquier elección los votos blancos o nulos no cuentan, y son electos los candidatos que obtengan más votoscualquiera sea el porcentaje. Esto significa que incluso si el volumen de votos no válidos es superior al voto positivo, no se anula la legalidad de las autoridades electas.
En ese marco, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Wilfredo Ovando fue claro al afirmar que el Órgano Electoral no opera en base a la legitimidad, “que simplemente es un criterio subjetivo; nos interesa la legalidad”. El gran problema es que en Bolivia las instituciones, además de la legalidad, necesitan el apoyo de la población para conservarse y perdurar en el tiempo.
“Toda la historia del país es el conflicto entre legalidad y legitimidad, origen de varias crisis políticas”, afirma Lazarte, aludiendo a la insurrección popular que derrocó a Gonzalo Sánchez de Lozada en 2003. De ahí que si el porcentaje de votos nulos es mayor al de los válidos “yo no sé cómo van a explicar a la gente que los que han sido elegidos tenían derecho a ser elegidos, a pesar de que la mayoría votó contra ellos”, cuestiona.
“Yo creo que no sería deseable que tengamos una votación nula con un porcentaje que se aproxime a la mitad de la votación, porque eso de alguna manera deslegitimaría el acto electoral”, admite el ministro de la Presidencia Carlos Romero. Sin embargo, Romero aclara que la victoria del voto nulo no convalida el carácter plebiscitario del proceso: “Pretender que el voto nulo necesariamente expresa una oposición (a la política del gobierno) me parece muy subjetivo, porque puede ser que tengamos una tendencia más elevada de voto nulo que en otras elecciones por la complejidad de la papeleta y del sistema de elección”.
En criterio de García Linera, “los resultados van a mostrar el grado de interés y de involucramiento de la ciudadanía boliviana con el Poder Judicial…”, y “cualquier conclusión que saquemos de la votación será en función del ámbito estrictamente Judicial, no es un tema político”.
El Vicepresidente recomienda no caer en “la trampita y la falacia política de entremezclar lo político con lo judicial, que son cosas distintas… Lo que hay que evaluar es cómo queda parado el Poder Judicial, en función de la votación y la abstención. El Poder Ejecutivo y Legislativo se mide en otro lugar, en las elecciones de 2014 y en las movilizaciones sociales en las calles”.
Con datos de ABI y de las cadenas de televisión "A" y "Uno".

Reacciones:

0 comentarios(2):

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes