15 de noviembre de 2010

Pronunciamiento de organizaciones sociales sobre el proyecto de Ley de Pensiones

A los trabajadores y a la opinión pública

Los sectores abajo firmantes tomamos la decisión de pronunciarnos para hacer conocer a la opinión pública en general y a la opinión de los trabajadores en particular nuestra posición con referencia al proyecto de ley de pensiones que el gobierno dice que viene “consensuando” con la COB para luego aprobarlo en la Asamblea Legislativa Plurinacional, y sobre el alza permanente de los precios en los artículos de primera necesidad que, día a día, va reduciendo aún más el valor adquisitivo de los ya miserables sueldos y salarios de los trabajadores.

PRIMERO: La Central Obrera Boliviana no ha consultado el criterio que tienen las base respecto al proyecto de ley de pensiones que el gobierno ha preparado ni tampoco se ha socializado el contenido de dicho documento con los diferentes sectores afiliados a la organización matriz. Todos los acuerdos se han tomado a nivel puramente cupular entre dirigentes nacionales y algunos departamentales identificados con la política que desarrolla el actual gobierno.

Hacemos conocer que, tanto gobierno como dirigentes sindicales oficialistas, han hecho llegar a las bases informaciones mal intencionadas orientadas a inducirnos a aprobar una ley que condenará a los trabajadores a una lenta y miserable agonía cuando se jubilen.

Denunciamos que el proyecto de ley de pensiones que el próximo ampliado de la COB pretende avalar es antiobrero y pro patronal, que en su esencia sigue siendo capitalización individual porque hace descansar todo el peso de las rentas sobre las espaldas de los trabajadores que -en definitiva- seremos quienes nos veremos descontados de nuestros miserables sueldos en más del 13 % cuando el patrón apenas aportará el 3 % y el Estado nada.

Es antiobrero cuando permite que una gran mayoría de trabajadores que no tenemos estabilidad laboral nos veremos lamentablemente marginados del derecho a la jubilación porque en todo este último cuarto de siglo no hemos podido juntar ni siquiera 10 años de aportes.

Es pro patronal porque protege los intereses de la empresa privada nacional y de las transnacionales cuando universaliza rentas de hambre reduciendo las mismas del 30 hasta más del 45 % con referencia al salario de los trabajadores activos y cuando éstos ya son insuficientes para cubrir las necesidades vitales del trabajadores y de su familia.

El gobierno y los dirigentes oficialistas han cerrado oídos ante nuestra exigencia de que las rentas deben servir para atender las necesidades vitales del trabajador en su tercera edad y se han escandalizado cuando, en la presente coyuntura, por lo menos deberíamos pedir una renta equivalente al 100 % del sueldo del trabajador activo. Nuestro planteamiento es sostenible si los trabajadores logramos que el patrón aporte hasta un 6% del sueldo del trabajador y el Estado un 2 %.

SEGUNDO: Frente a la actual escalada alcista en los precios de los artículos de consumo que, en muchos casos están bordeando entre el 40 y el 80 % con referencia a los precios anteriores, está provocando una vertiginosa caída en la capacidad de compra de los sueldos y salarios agudizando el hambre y la miseria en los hogares de los trabajadores. No importan cuáles sean las causas de este fenómeno (consecuencias de los cambios climáticos o las repercusiones de la profunda crisis estructural del sistema capitalista) lo definitivo es que la miseria en los hogares de los bolivianos se torna insostenible y el Estado tiene la obligación de mitigar esta situación. En el caso de los sectores que dependemos de un sueldo urge la necesidad de plantearse ahora un incremento de éste hasta el nivel que cubra las necesidades vitales de los trabajadores en todos los sectores productivos del país. Al mismo tiempo, los sueldos deben subir automáticamente en la misma proporción en que suben los precios de los artículos de consumo (escala móvil de sueldos) para impedir que el permanente alza de precios termine neutralizando todo incremento que se logre en los mismos.

Hacemos un llamado a todos los sectores laborales del país a organizarse férreamente desde las bases para impedir que la vorágine del hambre y la miseria termine destruyendo a la fuerza de trabajo. Es hora de organizar la lucha desde las bases superando las limitaciones políticas de las actuales direcciones nacionales gravemente comprometidas con la política del oficialismo.

8 de noviembre del 2010.

Firman:

Federación de Trabajadores de Educación Urbana de La Paz
Federación de Trabajadores de Educación Urbana de Cochabamba.
Federación de Trabajadores de Educación Urbana de Oruro.
Federación de Trabajadores de Educación Urbana de Uncía.
Central Obrera Departamental de Oruro.
CASEGURAL (La Paz).
Sindicato de Trabajadores de la UMSA.
Colegio de Médicos.

Reacciones:

0 comentarios(2):

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes