29 de diciembre de 2010

MANIFIESTO DEL DISTRITO MINERO DE LLALLAGUA AL PUEBLO BOLIVIANO‏

La medida adoptada por el Gobierno Nacional a través del Decreto Supremo No. 748 y las consecuencias que se empiezan a vivir en toda la población, nos obliga a manifestar nuestra postura al respecto:



El alza de precios de la gasolina y el diesel al doble (GAZOLINAZO) se constituye en un abuso contra la economía de las mayorías nacionales. Pese al apoyo permanente que recibió el Gobierno por parte del pueblo, hoy somos golpeados en forma criminal.



Esta medida pone en evidencia el fracaso de la política hidrocarburifera del MAS. Desde hace cinco años se viene embriagándonos, a través de los medios, con que Bolivia tiene una economía fortalecida y llena de rédito, sin embargo esa bonanza no se siente en la economía familiar, hemos vivido ficticiamente, aparentando que el pueblo tiene el poder en el supuesto “proceso de cambio” que hoy se ve como un proceso plagado de corrupción, engaño, mentira y traición que oculta el desempleo y la postergación de las amplias mayorías nacionales. El neoliberalismo campea como en sus mejores tiempos.



En todos los spots televisivos que intentan explicar lo inexplicable, se plantea que estas medidas se las realiza para “resguardar la economía” por la “soberanía nacional”. Un solo dato de la realidad económica de éste régimen nos demuestra lo contrario: Bolivia le vende gas a Brasil y Argentina a precios inferiores del mercado internacional, y al no contar con una política de industrialización con una planta separadora de líquidos, son estos países los que se benefician con la separación de líquidos en su territorio obteniendo gasolina y gas licuado gratuitamente. Hay que plantear en forma clara que la no industrialización responde a la presión de las transnacionales como Petrobras y Repsol, que imponen la política hidrocarburífera de nuestro país, que nos ha llevado a importar gasolina y diesel venezolano, demostrando en los hechos el fracaso de la supuesta “nacionalización”.



El gasolinazo es una medida encaminada a fomentar mejores condiciones para la ganancia de las transnacionales, es una vieja receta del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Como nunca los capitalistas se beneficiaron de la bonanza económica del régimen del “proceso de cambio”, pero para el pueblo solo promesas y discursos demagógicos. La paciencia del pueblo tiene sus límites. Los últimos años se vanagloriaban con la supuesta reforma de la Aduana Nacional y hoy nos dicen que el contrabando burla a nuestras instituciones, la ineficiencia tiene que ser castigada contra los responsables, pero el Gobierno Nacional pretende hacernos pagar los platos rotos de su propia incapacidad.



La estrategia política del MAS se basa en la compra prebendal de malos dirigentes y burócratas sindicales, PERO NUNCA LOGRARA COMPRAR A LOS MAS DE NUEVE MILLONES DE HABITANTES QUE ESTAMOS CANSADOS DE LA MENTIRA Y LA TRAICION.



Por todo lo expuesto:



RECHAZAMOS el decreto maldito y criminal del gasolinazo DS 748 y EXIGIMOS su inmediata abrogación.



DECLARAMOS enemigo del pueblo trabajador y de nuestras familias boliviano-llallagueñas a Evo Morales.



DECLARAMOS enemigo y mal hijo de la región Norte Potosina al Sr. José Pimentel, por firmar el decreto maldito a espaldas de nuestro pueblo.



CONVOCAMOS a la unidad revolucionaria nacional y movilización general a todos los sectores, organizaciones e instituciones del pueblo boliviano hasta derrotar esta política neoliberal.



CONVOCAMOS a los comerciantes, transportistas y panificadores a no asumir la posición cómoda de subir los precios, sino a unirse a la lucha social por los intereses del pueblo boliviano.



p. FEDERACION DE JUNTAS VECINALES DE LLALLAGUA

Reacciones:

0 comentarios(2):

Publicar un comentario

Ultimos Comentarios

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best WordPress Themes